•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Los dueños y cadetes de vehículos que prestan el servicio de taxi en Estelí, están preocupados por el incremento de robos con intimidación en este sector. Solicitan a la Policía mayor patrullaje en las calles y mayor vigor en las investigaciones.

Freddy Herrera fue uno de los “visitados” por tres malandrines, quienes lo intimidaron con pistolas, machetes y cuchillos. Luego de golpear a la víctima, los delincuentes huyeron llevándose el botín de C$ 1,000 en efectivo, así como su celular y documentación personal.

La víctima relató a la Policía que los tres sujetos le habían solicitado los servicios de taxi en las cercanías de la terminal de buses de transporte urbano a eso de las 8:40 p.m., para que los trasladara a la zona central.

“Habíamos recorrido unas 15 cuadras y estábamos próximos a llegar a la zona central, cuando al pasar por el sitio deshabitado “La Comuna”, uno de los ladrones me colocó una pistola calibre 22 en el cuello y otro sujeto me colocó un machete en el costado derecho”, manifestó la víctima en su denuncia.

“Mientras, el tercer delincuente reducía con un puñal a la pareja de jóvenes que había abordado el taxi después que los atracadores. Luego de asaltarnos, los ladrones nos exigieron que entregáramos todos los objetos de valor, nos bajaron del vehículo, y ellos huyeron en el mismo”, agregó Herrera.

Los delincuentes dejaron abandonado el automotor a unos 20 kilómetros al noroeste de la ciudad de Estelí, donde le “ordeñaron” el combustible y le sustrajeron el radio.

En la cárcel

En lo que va del año, al menos seis taxistas han sido asaltados, pero la mayoría de los autores de esos ilícitos enfrentan proceso judicial.

No obstante, el temor continúa en el sector porque, aparentemente, los que siguen en el “oficio” son remanentes del grupo delincuencial.

Sin embargo, el capitán Pedro Alexander Roque, de la Dirección de Auxilio Judicial de la Policía, en Estelí, indicó que la entidad ha dado muestras de efectividad al capturar a la mayoría de los asaltantes.

Un herido

Hace pocos días, un taxista fue herido de gravedad al recibir un balazo en la espalda, luego de oponerse al asalto, lo que lo ha obligado a estar fuera de sus labores.