•  |
  •  |
  • END

Pese a que hubo protesta con pancartas y gritos a todo pulmón reclamando justicia, todo sigue igual en el proceso que se le sigue al policía Yorlan Altamirano Úbeda, de 20 años, porque la juez María José Morales decidió remitir el caso a juicio con la misma tipificación de homicidio imprudente que la familia doliente rechaza.

Doña Alba Lila Cruz cuestionó la decisión judicial llamando a la Fiscalía a ponerse en su lugar, y comentó que si la víctima hubiese sido un policía, la persona acusada ya estaría condenada.

El comentario de la madre del joven muerto, Roberto Clemente Robleto Cruz, de 15 años, surgió porque Fiscalía decidió mantener la calificación legal provisional con la que acusó hace diez días, pese a que el apoderado de doña Alba Lila, Manuel Urbina, promovió un incidente de nulidad pidiendo el cambio de la tipificación del delito.

Urbina pidió a la juez que se declarara incompetente y mandará el expediente del caso a un juzgado de distrito tipificando los hechos como homicidio doloso, pero la judicial dijo que será en juicio oral este 14 de octubre que decidirá, de acuerdo a las pruebas, la calificación legal definitiva, posición que Fiscalía respaldó.

“Lo que están haciendo aquí no tiene ningún valor, es únicamente para aparentar que están al lado de la víctima y que persiguen (el delito). No es cierto. En este caso lo que están haciendo es una insolente injusticia”, aseguró Urbina, quien dijo que Fiscalía se está burlando de la justicia al actuar así.

La Fiscal María Verónica Nieto dijo que citó a la madre de la víctima para darle todo el apoyo que se merece como víctima, sin embargo, doña Alba Lila dice que no ha recibido invitación alguna, pero que si se la hacen la aceptará únicamente para discutir el cambio de tipificación del delito de homicidio imprudente a doloso, que tiene una pena mayor que el primero.

Al momento del crimen, el policía apenas tenía ocho meses de haber salido del curso en la Academia policial.