•   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El prisionero Saúl Obando Hebert, de 30 años de edad, recibió en la rodilla un impacto de bala de goma de una escopeta calibre 12 del oficial del Grupo de Intervención Rápida, GIR, Harvy Lanuza.

El comisionado mayor Lee Eddy López, jefe policial de la RAAS, dijo que el policía involucrado está siendo investigado en dos vías: penal y administrativa, para determinar la sanción, porque hay medidas que un oficial relacionado al manejo y uso de su arma de reglamento debe cumplir.

“Habrá una sanción que será determinada por la vía penal e interna, el disparo fue una contingencia, porque el oficial tenía su arma sin el seguro, y era su responsabilidad con el cuido del arma”, reiteró, pero destacó que el caso es raro y es el primero de su tipo.

Sin embargo, Romualdo Obando, hermano del afectado, dijo que el disparo “fue a propósito contra mi hermano, él le puso el arma y le preguntó: ¿querés sentir cómo se siente una bala? y realizó el disparo”.

Explicó que su familia solicita que se procese al policía y se le dé de baja.

Capacitación para evitar la violencia

Isabel Álvarez, activista de la Procuraduría de los Derechos Humanos, PPDH, dice que recibieron la denuncia de la familia Obando y están investigando lo ocurrido.

“Hemos solicitado a la Policía que investigue e informe los detalles, porque de cualquier manera el policía debe ser sancionado”, agregó Álvarez.

Señaló que la Procuraduría ha recibido denuncias ciudadanas contra el actuar policial en las detenciones o capturas de personas que infringen la ley, pero anunció que en los próximos días brindarán capacitaciones para aprender a evitar el uso de la fuerza irracional y la tortura a todo el personal relacionado al trato con reos y detenidos.

El detenido Saúl Obando tiene 3 meses de estar preso y se le señala por la autoría de dos delitos menores: haber roto el vidrio de un taxi y sustraer un celular, pero aún no se le realiza el juicio.