•   Nueva Guinea, RAAS  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De un certero balazo en la tetilla izquierda, con orificio de salida, murió Ángel María Flores González, quien tenía 24 años, a las 11:00 pm del jueves, en Puerto Príncipe, comunidad ubicada unos 45 kilómetros al este de Nueva Guinea.

La víctima estaba en el bar “Las Gordas”, donde se encontró con un amigo solo conocido como Erling, con quien empezó a enamorar a una bailarina, luego comenzaron a discutir por ella, lo que provocó que se enfrentaran a golpes.

Después los dos hombres salieron del bar y Erling le hizo un disparo a Flores, matándolo. Según la médica forense Rafaela Montoya, la víctima falleció desangrado.

La Policía se trasladó hasta el lugar del crimen para darle persecución al homicida.