Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

MATAGALPA
Tres violaciones ha conocido en las últimas horas la Policía de este departamento, en las cuales el denominador común son la violencia y amenazas de muerte vertidas por los autores.

El primer caso que la autoridad está investigando es el del sujeto de iniciales M.J.R., quien fue denunciado por los padres de una adolescente como el autor de la violación que ésta sufrió desde agosto, pero fue hasta finales de septiembre que la muchacha dijo a sus progenitores quién había sido su abusador. La señora de iniciales L.R., quien habita en un barrio de esta ciudad, aseguró que notó triste a su hija y que su estado de ánimo ya no era igual, pues no quería hablar con nadie y manifestaba que estaba enferma, por lo que comenzó a investigar qué le estaba pasando.

Fue así que padre y madre abordaron a la adolescente para que les contara qué le estaba pasando, pero se llevaron tremenda sorpresa cuando la menor les manifestó que su tío, utilizando la fuerza y bajo amenazas de muerte, la había violado. El sujeto le advertía que si le contaba a sus padres lo que le había hecho, la mataría.

Los padres se presentaron ante la Comisaría de la Mujer y la Niñez de Matagalpa, para pedir que investiguen el paradero del aberrado sexual, quien no respetó ni a su propia sobrina, por lo que piden castigo para este degenerado.

En matorrales
Otra que fue abusada sexualmente es una ciudadana de 26 años, quien fue interceptada por un aberrado sexual cuando ella se dirigía a su casa, ubicada en la Comarca Bilwas, municipio de Matiguás, según la denuncia que interpuso ante las autoridades.

La afectada dijo a la Policía que salió de su trabajo y regresaba a su casa, pero al llegar a la Cooperativa “Óscar Amador”, ubicada en la misma comarca, fue interceptada por el sujeto identificado únicamente como David, quien sin discusión la atacó a golpes para luego arrastrarla a unos predios montosos, donde la violó.

Después de haber abusado de la muchacha, el sujeto se dio a la fuga, pero antes de marcharse amenazó a su víctima diciéndole que si lo denunciaba ante las autoridades policiales la mataría. No obstante, la muchacha se llenó de valor y se presentó ante la Policía de Matiguás, para revelar el hecho. Durantes las investigaciones que la Policía está realizando se logró conocer que el supuesto violador de la joven se llama David Valle, de 29 años, a quien esperan capturar para que sea procesado por el delito cometido.

Noche en una parada solitaria
La misma suerte corrió una joven de quince años, que a las once de la noche esperaba un bus para trasladarse al municipio de Río Blanco, pero fue abusada por tres desconocidos, uno de los cuales ya está en las incómodas celdas de la Policía Nacional.

Este hecho se registró en el poblado de Matiguás, en las cercanías del Hospedaje Aquí me quedo, ubicado en el Barrio Pancasán, donde según la afectada esperaba un bus que la llevaría hasta Río Blanco, pero en eso llegaron tres sujetos, uno de los cuales la comenzó a enamorar, pero como ella no les hizo caso, otro de los antisociales la sujetó de los brazos y le dio un golpe en la cabeza que la hizo caer desmayada.

Ese tiempo fue aprovechado por los antisociales para llevarla hasta unos predios montosos ubicados contiguo a la Ferretería Collado, donde uno a uno la abusaron sexualmente, luego, cuando ella se recuperó, le ordenaron que se fuera, mientras ellos aberrados se dieron a la fuga.

Llorando, la quinceañera se dirigió al mercado municipal, donde encontró una patrulla policial y a sus miembros les manifestó lo que le había pasado. Los agentes se movilizaron rápidamente al lugar y lograron capturar a uno de los supuesto violadores, William Pérez Lanzas, de 22 años, el que fue reconocido por la víctima, quien ya pasó a manos del ministerio público para que responda por el delito cometido, mientras la Policía continúa investigando el paradero de los otros dos violadores.