•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Más de 600 personas de distintos barrios de la ciudad de Estelí, quienes creen que el comerciante Luis López Canales es inocente del cargo que le imputan, se manifestaron en los juzgados de “El Diamante de Las Segovias” reclamando a la jueza especial de género, Malena Tinoco, que lo exonere y libere.

Con mantas y pancartas con mensajes que señalaban que López es víctima de un supuesto complot para desprestigiarle, desbaratar su matrimonio y el negocio que tiene en el barrio "Carlos Núñez”, los manifestantes irrumpieron en los pasillos judiciales.

Pero sus acciones no sirvieron de nada, porque la jueza Tinoco remitió al comerciante a juicio para el 29 de julio.

A López se le acusa por supuestamente haber manoseado a una niña de doce años en su negocio, pero este está frente a su casa de habitación.

De igual forma, la acusación señala que el delito ocurrió un domingo en horas de la mañana, pero ese día el comerciante atiende desde temprano, porque hay mayor afluencia de clientes.

Demostrará su inocencia

Alexis Aguilar, defensor del acusado, dijo que demostrará que su representado es inocente y que se trata de meras calumnias, además que cuestionó severamente la Ley 779 sobre la cual se fundamentó la acusación contra López.

La fiscal especial, Marisela Pichardo Castillo, refutó los señalamientos y señaló que existe un dictamen que confirma que la niña sufrió lesiones psicológicas, producto del delito.

Recalcó que si bien es cierto no hubo acceso carnal por parte del acusado, la forense Karla Rosales indicó que la presunta víctima presenta síntomas de haber vivido un abuso sexual perceptible.

Pichardo detalló que además cuentan con testimonios de la madre, abuela y de una tía de la presunta víctima.

Para la fiscal todo esto son indicios y evidencias que son suficientes para remitir a juicio al acusado.

Imprecisiones

Sobre las imprecisiones que tiene la acusación en cuanto a la edad de la supuesta abusada, su segundo apellido, y el barrio donde ocurrieron los hechos, la fiscal dijo que esos son “pequeños errores subsanables de forma y no de fondo”.

Justificó tal situación argumentando que inclusive la ley permite que se acuse a un individuo solo identificándolo por su apodo, cuando se desconocen las Generales de Ley. "Porque aquí no acusamos a nombres, sino a personas, además la víctima lo reconoce", dijo.

Tiene buena conducta

La joven María José Benavides Pérez, trabajadora del acusado, llegó al juzgado a apoyar a su jefe. Dijo que lo conoce desde hace cinco años, y nunca le ha dirigido ni siquiera una palabra fuerte ni a ella ni a nadie.

“Lo considero como mi padre y es una persona esforzada, creo que aquí hay algo de maldad que le quieren hacer a don Luis" dijo la muchacha.

Delma Alicia Báez externó que “es una tristeza observar que a una persona trabajadora ahora la tengan en la cárcel por una acusación sin fundamento".

Los protestantes no descartaron hacer en los próximos días un plantón frente a la delegación policial, para pedir que el comerciante acusado sea liberado.