• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Una tragedia vive una familia del barrio Villa Esperanza de Estelí, porque la vieja letrina que usaban para hacer sus necesidades fisiológicas se hundió y provocó la muerte de Omar Alfonso Ponce Rodríguez, quien tenía 33 años.

Félix Ponce se dio cuenta de lo que le había pasado a su hermano Omar inmediatamente, y acudió a su ayuda junto con la familia, pero su pariente ya estaba muerto.

La tragedia ocurrió en la casa de la progenitora de la víctima, Isabel Ponce, quien tuvo un desmayo y afectaciones cardíacas al conocer del infausto accidente, por lo que tuvo que ser auxiliada por especialistas de la Dirección General de Bomberos que se presentaron al lugar.

Una patrulla de la Policía esteliana junto con especialistas del Laboratorio de Investigaciones Criminales y la perito y médica forense, Karla Rosales Mondragón, se presentaron al lugar para realizar las investigaciones respectivas.

Se asfixió

Rosales determinó que la víctima pereció por asfixia, porque tragó lodo, tierra e inmundicia por la boca y fosas nasales.

Cuando los peritos llegaron, la víctima tenía menos de una hora de haber expirado.

Félix Ponce, quien vive en otro inmueble cercano a la casa de su progenitora, señaló que el accidente tomó por sorpresa a toda la familia.

Detalló que cuando su hermano no tomaba, laboraba como ayudante de albañilería.

Hubo versiones de los vecinos de la víctima de que supuestamente se trató de un suicidio, pero sus parientes declinaron opinar al respecto, “por respeto al ciudadano muerto”, dijeron.