• Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

La Policía esteliana trabaja para atrapar al que supuestamente asesinó a machetazos al campesino Andrés Gutiérrez, quien fue encontrado el martes en un paraje solitario en La Labranza, a nueve kilómetros en el noroeste de “El Diamante de las Segovias”.

El crimen mantiene inquietos a los pobladores de la zona, porque el supuesto autor todavía no ha sido capturado por las autoridades que a la fecha contabilizan dos asesinatos en la zona.

La primera víctima fue Julio Pérez Talavera, quien murió de una estocada en el abdomen y era hermano de Marlon Pérez Talavera, sospechoso del crimen de Andrés Gutiérrez. Ninguno de los dos presuntos asesinos ha sido atrapado.

Vecinos del lugar que pidieron a los periodistas no revelar sus nombres, por temor, aseveraron que meses antes de que fuera asesinado Julio Pérez Talavera, Andrés Gutiérrez lo había herido, por lo que sospechan que el nuevo crimen es una venganza.

Gutiérrez, quien tenía 22 años, la noche del lunes 24 de junio se presentó ebrio a una vivienda donde había una fiesta familiar por el día de San Juan. Andaba con quien después se convertiría en su victimario.

Blass Arturo Gutiérrez y otros parientes del muchacho señalaron que después el joven salió de la comunidad rumbo a La Labranza.

Aparentemente cuando iba a mitad del camino, discutió con su acompañante, quien le habría asestado cuatro machetazos, uno de los cuales casi le separó la cabeza del cuello.

Augusto Briones encontró el cuerpo e inmediatamente informó a las autoridades policiales y a los familiares de la víctima.