Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

Recuperan 27 reses robadas
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
Un trabajo de la inteligencia policial de Chontales dejó como resultado la incautación de 27 reses, de 28 que elementos desconocidos se habían robado de la finca del productor Santos Mejía, situada en la Comarca Las Cañas, en El Ayote. La operación se organizó minutos después que el finquero llegó a la delegación de ese municipio a reportar el robo de sus semovientes.

Una patrulla de infantería le dio persecución a los abigeos hasta darles alcance. Los 27 semovientes fueron localizados en la finca de Orlando Marín, ubicada en la Comarca Nueva Luz, jurisdicción de La Cruz de Río Grande. Al ser interrogado, Marín manifestó que unas personas desconocidas habían dejado abandonados los animales en su propiedad. Al parecer, los abigeos detectaron la persecución de los uniformados y para evitar su captura decidieron dejar el ganado y huyeron, con la intención de regresar luego por las reses.

Los agentes de la inteligencia policial redoblan esfuerzos en coordinación con los oficiales de La Cruz de Río Grande, para hacer efectiva la captura de estos delincuentes que se dedican a la sustracción de ganado. Se estima que en las comunidades de El Ayote operan bandas de abigeos bien organizadas, y los semovientes robados en este municipio son comercializados en la zona de El Tortuguero, La Cruz de Río Grande y San Pedro del Norte.

Amigo “de guarera” le roba botín
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
De dos mil cuatrocientos córdobas en efectivo fue despojado Luis Pérez Rocha, de 47 años, supuestamente por su amigo de tragos, Cristian Dávila Romero, quien se aprovechó del profundo sueño del afectado.

Este delito de hurto se registró en un estanco de la Comarca Piedra Pintada, de Comalapa, hasta donde llegaron los dos lugareños a tomarse unas botellitas de guarón para salir un poco del estrés, ya que la semana fue dura laboralmente. El dueño del expendio atendió a sus clientes de la mejor manera, y cada botella de licor la llevaba a la mesa acompañada de limón, sal, un vaso con agua y de vez en cuando “boquita de pájaro”.

Cuando el cantinero cobró la primera “tanda” de cinco medias, Luis sacó un rollo de billetes de 100 córdobas y canceló la cuenta, pero minutos después se le terminaron las fuerzas y se quedó dormido en la mesa, y ante la insistencia de su acompañante se despertó. Al parecer ya no había nada que hacer, porque Pérez Rocha se levantó de su butaca y se acostó en una banca y se quedó dormido profundamente, momento que fue bien aprovechado supuestamente por Cristian Dávila Romero, para despojar a su amigo y sacarle los dos mil 400 córdobas. El susto de Pérez Rocha fue cuando se despertó y se metió las manos en los bolsillos, pero ya el dinero había desaparecido junto a su amigo, a quien algunos testigos vieron en una casa vecina, disfrutando de la vida con fortuna ajena.

Ataque con botella en mano
Yelba Tablada / VILLA SANDINO, CHONTALES
Con la cabeza y la ceja partida, más excoriaciones y moretones en diferentes partes del cuerpo, resultó Lidia María Gutiérrez Urbina, de 39 años, al ser atacada supuestamente por Cándida Rosa Cerna Gutiérrez, que la interceptó al momento en que salía de una fiesta pública. La agresión ocurrió en el Barrio Rondas de Paz, en el sector de la Gasolinera Shell La Gateada, en Villa Sandino, por donde la afectada caminaba tranquilamente, en compañía de una adolescente y otra persona de la cual no reveló su identidad.

Con los vestigios de la fiesta, las tres personas circulaban a pie por el sector mencionado, y de pronto salió la presunta autora de este delito, armada con dos botella de litro de cerveza vacías y le dijo: “Así te quería agarrar, gran hija de P… esta noche me voy a quitar lo amargo de la boca con vos”.

Los acompañantes de Lidia María creían que el enfrentamiento sería sin armas y despejaron la calle, pero en un momento inesperado Cándida le estrelló en la frente y la cabeza los dos recipientes de cerveza, por lo que Lidia María cayó de rodillas y se desplomó lentamente en el suelo. Pero aún desmayada la víctima no inspiró piedad de su agresora, quien le propinó incontables golpes y patadas que la dejaron más inconsciente aún, y con el rostro ensangrentado.

La adolescente y el hombre de identidad desconocida auxiliaron a Lidia María, y la trasladaron al Centro de Salud de La Gateada, mientras Cándida huyó de la escena de la agresión para evitar que la capturaran los patrulleros de la localidad.

“Zanahoria” otra vez al acecho
Yelba Tablada / JUIGALPA, CHONTALES
De dos mil 340 córdobas y una pulsera de plata fue despojado el joven Jeffrey Francisco Osorio Morales, de 19 años, al ser interceptado por el reconocido delincuente José Anselmo, alias “Zanahoria”. El atraco ocurrió del Hospital Asunción una cuadra al norte, cuando Osorio Morales caminaba tranquilamente y de manera sorpresiva le obstruyó el paso “Zanahoria”, quien sin ningún reparo le solicitó “un pesito”.

El joven atendió la petición del delincuente y le dio el córdoba, pero en ese instante José Anselmo le dijo a su víctima que mejor le regalara cinco córdobas, los que también recibió. Cuando Jeffrey Francisco intentó seguir caminando, “Zanahoria” le ordenó que no se moviera y luego sacó un brillante puñal que andaba fajado en la cintura, y se lo colocó en las costillas para exigirle que dejara todas las pertenencias de valor. Osorio Morales, atendiendo la orden del delincuente, le entregó una pulsera de plata marcada con las iniciales JFOM y todo el dinero que guardaba en una de las bolsas del pantalón. Después del atraco, “Zanahoria” huyó con dirección al cementerio, sobre el andén, y Osorio Morales aún tembloroso se trasladó a la Policía de Juigalpa, donde interpuso formal denuncia para que capturen a José Anselmo, y responda ante la justicia por el supuesto delito cometido.