•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

De una estocada en la parte superior de la tetilla izquierda y golpes que le propinaron con un bate, murió Carlos Alexander López Reyes, alias “El Zorro”, quien tenía 23 años de edad y estaba participando de una trifulca en el barrio “Hugo Chávez”, el pasado domingo.

El comisionado mayor Manuel Zambrana, jefe del Distrito VI de Policía, dijo que el crimen se dio a eso de las 8:30 de la noche, cuando la víctima y otro sujeto comenzaron a discutir con José Alexander Baltodano Noguera, alias “El Chivita”, de 25 años, Michael Baltodano, de 28, y Roberto Dávila Reyes, de 25, por supuestas rencillas personales, quienes ya confesaron su delito y están presos.

“Todos estaban discutiendo y comenzaron a pelear, fue ahí que Roberto Dávila Reyes golpeó al acompañante de López Reyes con un bate en la cabeza hasta desmayarlo, posteriormente, comenzó a golpear a “El Zorro”, y Michael Baltodano le clavó un verduguillo en la parte superior de la tetilla izquierda”, detalló el comisionado.

Manifestó que después que la víctima recibió la estocada, los vecinos del lugar intentaron trasladar al herido a un centro asistencial, sin embargo, no pudieron detener un taxi, por lo que fue trasladado al Hospital Alemán Nicaragüense a bordo de una “caponera”, pero al llegar no tenía signos vitales.

Salió de La Modelo para morir

Informó que la víctima contaba con un amplio historial delictivo y justamente tenía tres días de haber salido del sistema penitenciario “La Modelo”.

Michael Baltodano y Roberto Dávila Reyes también tienen antecedentes penales por amenazas y robo con fuerza, respectivamente.

Por su parte, los detenidos dijeron que participaron en el sangriento incidente, pero alegaron que no fue por viejas rencillas personales ni “por puro gusto”, sino en defensa propia, porque supuestamente uno de ellos iba a ser asaltado.

“Nosotros estábamos tranquilos platicando, cuando de repente llegó “El Zorro” y el otro sujeto con un verduguillo queriéndonos asaltar y despojarnos de un parlante que teníamos, entonces ahí empezó el pleito y comenzamos a defendernos, fue ahí que Michael le quitó el verduguillo y se lo ensartó”, relató uno de los sospechosos.

Los detenidos serán puestos a la orden del Ministerio Público en las próximas horas, donde un juez decidirá el grado de culpabilidad de cada individuo.