•  |
  •  |
  • END

CHINANDEGA

Destrozado, con la masa encefálica esparcida en el pavimento, quedó el cadáver de un desconocido, tras ser embestido, al parecer, por un microbús interlocal blanco, que se movilizaba de Chinandega hacia el puerto de Corinto.

El hecho sangriento ocurrió a las 7:45 de la noche del martes último, frente a la entrada a la hacienda El Cortijo, contiguo a la quinta Amberes, sobre la carretera Chinandega-Corinto, donde se han registrado varias muertes por accidentes de tránsito.

Maribel Gómez, vecina del lugar, relató que escuchó un ruido proveniente de la vía, por lo que llamó a un taxista para que avisara a la delegación policial de Chinandega, que a su vez desplegó al equipo técnico de Auxilio Judicial y a investigadores de accidentes.

“Debe ser originario de la comarca Barricada o del Ensayo, cercanas a este lugar”, expresó la testigo. Sin embargo, la tarde del miércoles el cuerpo no había sido identificado. Un familiar de Maribel Gómez observó un microbús interlocal blanco, cuyo conductor apagó las luces tras pasar por la escena sangrienta y huyó con dirección hacia Corinto.

El subcomandante Edwin Alemán, jefe de la Dirección de Bomberos del puerto de Corinto, quien regresaba de Managua al momento del accidente, se comunicó con la Policía del puerto y de Chinandega, para acudir al lugar e iniciar las investigaciones.

El jefe bomberil dijo que la zona donde ocurrió el accidente la noche del martes es peligrosa, porque es poblada y hay varias quintas, por lo que sugirió a las autoridades correspondientes iluminar y colocar señales de tránsito.

Por su parte, el subcomisionado Justo Zamora Montenegro, portavoz de la Policía de Chinandega, expresó que aparentemente el infortunado se quedó dormido en la vía, cuando fue atropellado, debido a que a pocos metros estaba una bicicleta color rojo con plateado y una botella de aguardiente.

El oficial expresó que hicieron el croquis, entrevistas, fotografías, entre otras diligencias, para tratar de identificar al conductor que atropelló al ciclista. “Vecinos dijeron que escucharon el ruido del automotor y observaron un par de vehículos con las características de un microbús blanco”, dijo el vocero.

Manifestó que las oficinas de Tránsito y Auxilio Judicial agilizan las investigaciones para esclarecer el homicidio imprudente. Y al no encontrar familiares que identifiquen el cuerpo desfigurado, el Ministerio de Salud procederá a sepultarlo.

Muerte de anciano
Asimismo, el anciano Pablo Plutarco Barrera López, de 82 años, murió debido a un paro cardíaco en su humilde vivienda ubicada en la finca Flor de Sacuanjoche, del reparto El Limonal, un kilómetro al sur en esta ciudad.

Una nota de prensa de la Policía de Chinandega reveló que el deceso del octogenario ocurrió a la 1:40 de la tarde del lunes último. El escrito indica que el cadáver yacía en una cama de madera con junco deteriorado.

Como parte de las investigaciones, miembros del equipo técnico de la Dirección de Auxilio Judicial, DAJ-Chinandega, al mando del capitán Mauricio Martínez, se presentaron al lugar, pero el dictamen del forense Róger Pereira Umaña determinó que no hubo mano criminal.

Los uniformados entregaron el cadáver de Pablo Plutarco Barrera López a su hijo, Pablo Barrera Jirón, de 25 años, quien le dio cristiana sepultura.