•  |
  •  |
  • END

Silvia Tellería se convirtió en émula del otrora boxeador Mike Tyson, al cercenarle parcialmente la oreja derecha a su cuñada, Jackeline Aragón, durante una riña que protagonizaron en la entrada al Colegio “Francisco Morazán”, ubicado en la colonia del mismo nombre, la tarde del miércoles.

Mike Tyson cobró mayor notoriedad mundial en 1997, cuando en un tinglado le arrancó un trozo de oreja al también boxeador estadounidense Evander Holyfield.

Como consecuencia del feroz mordisco, a Jackeline Obregón los cirujanos del Hospital “Lenín Fonseca” le realizaron un injerto.

Mientras tanto, Silvia Tellería, quien está presa en la Estación Dos de Policía tiene rasguños en el rostro, informó una agente de esa delegación.

El problema entre ambas mujeres inició porque según Obregón, la mujer que la mordió le robó hace varios meses 10 mil córdobas, entre moneda nacional y extranjera.

Una “lengua larga”

Bismarck Sánchez, marido de Jackeline Obregón, explicó que hace varios meses se le cayó una cartera con 300 dólares y 3,500 córdobas cuando realizaba compras en compañía de la agresora.

En ese entonces, según Sánchez, un niño de Silvia Tellería inocentemente levantó la cartera y la entregó a su mamá, pero ella se la quedó, sin embargo fue el mismo infante quien contó lo sucedido a su tía Jackeline.

Aunque aquel incidente había quedado en el olvido por la parte afectada, una tercera persona se encargó de “calentarle” la cabeza a Obregón diciéndole que su cuñada andaba diciendo en el vecindario: “Sólo chochadas (tonterías) es la Jackeline, dice que andaba 300 dólares y 3,500 córdobas en la cartera, pero la verdad es que sólo habían 2 mil córdobas”. Los comentarios antes referidos hicieron que Obregón increpara a su cuñada cuando se vieron en la entrada al colegio, pero llevó la peor parte la reclamante.

Por esas ironías del destino, las compras que iba a realizar Obregón en la ferretería eran para que el marido de Tellería, quien es su hermano, se ganara un poco de dinero enjuncándole y pintándole las sillas mecedoras de su casa.