Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

No fue homicidio sino suicidio
“Dios sabrá si me equivoco, pero todo lo que se ha evacuado aquí no concuerda”, dijo el juez Jaime Alfonso Solís, quien puso en libertad a Carlos Martín Zambrana, por clausura anticipada de juicio, porque la prueba de productos nitrados reveló que al acusado no le encontraron pólvora en las manos, a diferencia de la víctima, que sí tenía residuos. Zambrana fue acusado por la muerte de Rafael Antonio Jirón, pero durante el juicio se comprobó que no hubo ningún homicidio, sino un suicidio, porque la víctima se puso a jugar la “ruleta rusa” con una pistola y hasta se burló de sus amigos diciéndoles: “no estén de maricones”. Seguidamente se escuchó el disparo. La víctima falleció por fractura en la base del cráneo por herida de arma de fuego.

¿Para qué denuncian?
¿Por qué denuncian y acusan si después no van a seguir con el juicio? se preguntó uno de los policías que fue citado a declarar como testigo en el juicio que se le seguía a Basilio Rocha por la supuesta autoría de robo y abusos deshonestos, mismo que fue clausurado porque las víctimas presentaron tres cartas informándole a la juez Sexto Penal de Juicio, Ingrid Lazo, que ya no iban a seguir con el juicio ni se presentarían a declarar. La fiscal Ana Ordóñez dijo que muchas veces las víctimas desisten por temor. El atraco denunciado ocurrió en abril de este año, en la casa de un médico del Ejército en un exclusivo reparto capitalino.

20 días de prisión para “Los Gallos”
Veinte días tendrán que completar “enjaulados” los supuestos miembros de una banda que la Policía identificó como la de “El Gallo”, porque será hasta el próximo 29 de octubre que el caso será conocido en juicio oral y público. Los acusados son Norberto Francisco Blanco, de 39 años; José Ramón López, de 36; Freddy de Jesús Hernández Juárez, de 26; Justino Ramón Bautista Valdivia, de 29, y José Enrique Suárez, de 37, quienes están acusados por la supuesta coautoría de robo agravado en perjuicio de la Ferretería Richardson-sucursal Carretera Managua-Masaya. Durante la audiencia inicial del proceso, dos de los tres abogados de los imputados pidieron el arresto domiciliar para todos, argumentando que “tienen hijos que mantener”, que José Enrique Juárez tiene una enfermedad en los huesos y que no hubo daño patrimonial, porque la ferretería recuperó los bienes robados, sin embargo la juez de la causa dijo que la situación legal de los señalados no ha variado en nada, por lo que les reconfirmó la prisión.