Yelba Tablada
  •   JUIGALPA, CHONTALES  |
  •  |
  •  |


“Soy una víctima más de la mala actuación de la Policía de Chontales, a mí me intentaron asesinar cuando venía de mi finca a Juigalpa”, aseguró el joven productor Delvis Noel Marín, al participar en un foro organizado por los mandos de la institución del orden, denominado “La protección de los Derechos Humanos, en el marco     de las relaciones Policía-comunidad”.

Los hechos se registraron el pasado dos de agosto, cerca del puente Panmuca, cuando los uniformados investigaban un supuesto robo con intimidación, al momento que circulaba Marín en su camioneta Nissan, y aparentemente no acató el alto.
Después de la acción policial, el joven productor resultó con un disparo en la pierna izquierda, y en una patrulla policial fue llevado al Hospital Asunción, de esta cabecera departamental, donde le brindaron las primeras atenciones.

No halló justicia
Desde ese instante se abrió el proceso de investigación, pero según Delvis Noel, no encontró la justicia que buscaba, y hasta se atrevió a decir que el policía que lo baleó fue condecorado por la acción ejecutada.

El comisionado Ramón Cortés, jefe de seguridad Pública de la Policía de Chontales, refutó a lo inmediato los alegatos de Marín, al señalar que el agente implicado en este caso fue puesto a la orden del Ministerio Público, y durante el desarrollo del proceso estuvo suspendido de la institución.

Reconoció que en la mediación el baleado aceptó un arreglo económico y nada más. Logramos conocer que el oficial le entregará la suma de quince mil córdobas detallados de la siguiente manera: 10 mil en diciembre y 5 mil en enero del 2008”, resaltó Cortés.