Máximo Rugama
  • Estelí, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Luego de permanecer 55 días en prisión fue puesto en libertad el comerciante Luis Ángel López Canales, de 45 años, acusado por el delito de abuso sexual contra una menor, la que nunca se presentó al juico, por lo que la Fiscalía solicitó la clausura anticipada del mismo.

La petición fue admitida por la doctora Lesbia Tinoco, juez especial de género, quien giró la orden de libertad para López, que se reencontró con la familia compuesta por dos adolescentes y su esposa.

La fiscal especial de género, Marisela Pichardo Castillo, dijo que las partes demandantes no se hicieron presentes en los diferentes reprogramaciones del juicio y en una ocasión solo llegaron los médicos forense Karla Rosales, e Ileana Dávila Lazo.

“Obviamente, no se logró acreditar los hechos expresados en la acusación, faltó la prueba principal como es la supuesta víctima, la madre de esta y los otros testigos”, indicó Pichardo.

Rumores

López evitó ahondar sobre el supuesto montaje de parte de la familia de la víctima para dañarle su imagen y su negocio, pero señaló que no contrademandará a quienes lo acusaron, a pesar de que estando en prisión fue hospitalizado dos veces por problemas de hipertensión.

“Todo queda en manos a Dios que es quien aplica y administra la mejor justicia”, manifestó.

En Estelí se escucharon rumores sobre la petición de US$20, 000 para desistir de la acción penal, pero tanto López como la Fiscalía negaron tal versión.

Albarina Barreto López, sobrina de López, dijo que siempre creyó en la inocencia de su pariente, porque a la hora que supuestamente sucedió el delito él estaba en su negocio familiar.

Pastor evangélico señalado por delito grave

La Comisaría de la Mujer, Niñez y Adolescencia de la Policía en Ocotal, capturó a un pastor evangélico de 40 años, cuando realizaba acto de oración y ayuno con los concurrentes en una vivienda del barrio “José Santos Duarte”, luego de ser señalado de violar a una sobrina política de 12 años.

“La víctima es sobrina de la esposa del guía espiritual y fue criada por ellos desde los cinco años, la mantenía sola cuidando a unos niños y haciendo los oficios de la casa”, indicó la comisionada Sandra Wilson, jefa de la Comisaría.

El delito se descubrió cuando el Ministerio de la Familia contactó a la víctima para brindarle atención social, la Comisaría la entrevistó y con el examen médico forense se confirmó el abuso sexual.

La Policía reveló que también buscan a un hijo del guía espiritual, porque supuestamente cometió el mismo delito contra la víctima. LEONCIO VANEGAS/ OCOTAL