José Leonel Mendoza
  •   Corresponsal Costa Rica  |
  •  |
  •  |


Tres nicaragüenses perdieron la vida en los últimos días en este país. El  primero en ser reportado por las autoridades costarricenses fue el nicaragüense Álvaro Bonilla Pérez, quien murió acribillado por un sujeto desconocido, después de negarse a brindar información sobre otra persona.

El nica, que había cumplido una condena de ocho años por homicidio, trataba de enrumbar su vida, sin embargo, la fatalidad lo sorprendió cuando disfrutaba de unos tragos en el “Tucos Bar”, en Limón, a pocos metros de su casa.

Según testigos, dos desconocidos se le acercaron para pedir información de otro sujeto, pero como Álvaro se negó a dárselas, le dispararon cuando salía del local. Los sospechosos huyeron del lugar, mientras los cruzrojistas que llegaron declararon fallecido al compatriota.

No llegó a la cena navideña

La mamá del hoy occiso, Juana Pérez Cordero, dijo que Bonilla laboraba como albañil en Puerto Viejo, y que para esta Navidad había prometido hacer una cena familiar. Por ello le comentó que tenía en engorde un cerdo y dos chompipes.

En otro hecho fatal, el oriundo de Pueblo Nuevo, Estén, Ulises Martínez Acuña falleció aterrado cuando una de la pared de una zanja lo sepultó. El joven de 23 años tenía pensado viajar en bicicleta hasta su país, para las vacaciones de diciembre, y ahorrar para comprarse una casa.

El peón de construcción laboraba en Guachipelín de Escazú, y antes de morir limpiaba con una pala el fondo de la zanja del alcantarillado de aguas negras de un complejo de apartamentos.
Compañeros de labores que se salvaron por milagro, indicaron que él pretendió escapar cuando vio el derrumbe, pero el poco espacio no le dio tiempo y la pared le cayó encima. El nica era operario en el día y por las noches hacía de guarda en la misma construcción.

Aunque los amigos lo quisieron ayudar, sacando tierra hasta con una retroexcavadora, fue imposible por la gran cantidad de material que cubrió la zanja. Martínez vivía en Guachipilín, con otros dos hermanos.

Finalmente, las autoridades ticas reportaron el fallecimiento en accidente de tránsito de Yahaira Ampié López, de 31 años, vecina de Sardinal de Carrillo.

La nica viajaba con otras tres personas en un carro en el sector del barrio El Capulín, en Liberia, cuando al parecer por exceso de velocidad y por el estado etílico del conductor, el vehículo chocó contra una baranda y cayó al río.

Ampié falleció al instante, mientras que los otros tres pasajeros resultaron con lesiones de consideración.


leonelmen@gmail.com

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus