• Managua, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Tres extrabajadores de una finca enfrentan proceso judicial por supuestamente haber vendido a precio de “guate mojado”, a un vecino suyo, 58 cerdos valorados cada uno en C$10,000, y haberse llevado otros animales, electrodomésticos y objetos varios.

Los acusados son Luis Bracamonte Rodríguez, de 25 años, quien se desempeñaba como mandador de la finca Punta de Plancha, ubicada frente a la Cuesta El Plomo, en Ciudad Sandino; Virgensa Vivas Tórrez, de 34, quien era la cocinera de la misma hacienda, y un adolescente, quien pastoreaba los animales.

Junto a ellos se acusa a Walter Trinidad Mendoza López, de 25 años, quien supuestamente compró los animales robados.

“Los hechos ocurrieron entre el 1 y 24 de junio, cuando los acusados quedaban solos en la propiedad; primero llegó un camión y se llevó 45 cerdos Landrace cruzados con la raza York, y en los días posteriores sacaron otros cerdos hasta completar 58, todos propiedad de Leonel Argucia Moncada, de 54 años", manifestó la fiscal auxiliar Karla Andino Balladares.

Inventan asalto

El escrito acusatorio señala que, además de los cerdos, los acusados también se llevaron 30 gallinas cubanas, valoradas en C$200 cada una, dos chompipes, una refrigeradora, un televisor, una licuadora, una máquina para moler maíz, una escopeta calibre 12 valorada en C$1,500, 20 libras de frijoles, un balde de aceite y un carrito de madera valorado en C$500.

“Para justificar el faltante en el número de animales y todos los demás objetos, los imputados le dijeron a la víctima que cuatro sujetos encapuchados y armados de fusiles habían llegado a la finca en una camioneta, luego de encañonarlos se llevaron los animales y los enseres que hacían falta”, relató la fiscal Andino Balladares.

Por su parte la defensora pública Karla Putoy solicitó a la jueza Karen López, que no admitiera la acusación porque la misma no reunía los requisitos de ley. “La acusación no señala la participación de cada uno de mis representados (en los delitos), además son personas humildes que ni tan siquiera saben leer ni escribir, únicamente se dedican a los quehaceres del campo, por lo tanto pido que no sea admitida la misma”, señaló Putoy.

Sin embargo la judicial decretó la prisión preventiva para todos los acusados y programó la audiencia inicial para el 16 de agosto, además ordenó que uno de los imputados que alega ser menor de edad sea valorado por un forense, para determinar su edad biológica.