•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Brenda Ojeda Rocha, la mujer nicaragüense de 34 años que fue baleada la noche del lunes por un guarda de seguridad costarricense, en el centro de San José, falleció este miércoles luego de permanecer dos días en estado delicado en el Hospital San Juan de Dios, de San José.

Según informó la Fuerza Pública, la noche del pasado lunes el guarda José Joaquín Víctor Coronado, de 45 años, discutió con la mujer a causa de los celos, porque ella había decidido terminar la relación sentimental que mantenían.

Durante el altercado, el sujeto, oriundo de Carrillo de Guanacaste, le disparó a Ojeda en dos ocasiones en el tórax y el abdomen, con una pistola calibre 9 milímetros, y al creerla muerta, se disparó.

Las autoridades no han podido recuperar el arma con la que el suicida mató a su expareja, la que según testigos, fue recogida por tres sujetos que huyeron aprovechando la confusión.

La víctima laboraba de salonera en un bar josefino, deja dos hijas en la orfandad y su cuerpo fue trasladado este jueves a Nicaragua por sus familiares.

Más de 50 muertas

Con este nuevo femicidio, ocurrido en Costa Rica, ya se contabilizan más de 50 asesinatos de mujeres.