•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Efectivos de la Policía esteliana trataron de ejecutar una orden de captura contra un litigante esteliano que está acusado, desde el 31 de julio del año en curso, por la supuesta autoría de amenazas en perjuicio de una dama, pero no pudieron.

La muchacha señaló ante la Policía, que tenía 18 meses de convivir maritalmente con el exprocurador de la Administración Chamorro, quien supuestamente la golpeaba y amenazaba, y la última vez que lo hizo supuestamente se encontraban departiendo en un centro de diversión ubicado en la salida sur de la ciudad de Estelí.

Pese a que el intento de detención del litigante fue ejecutado la tarde del miércoles, un juez ejecutor intimó a la comisionada Carmen Leonor Rocha, jefa de la Comisaría de la Mujer, porque supuestamente ella no estaba facultada para ordenar el arresto.

El litigante alega que la muchacha que lo denunció no es su cónyuge, porque está casada con otro varón y nunca ha tenido una relación conyugal con ella.

Estando así el asunto, la mujer podría ser acusada y procesada por falsa denuncia, porque primero dijo una cosa y luego otra.

Policía versus juez ejecutor

El juez ejecutor le señaló a Rocha que el caso no procede, porque no se circunscribe dentro del tipo penal de violencia doméstica, porque denunciante y denunciada no son pareja.

Sin embargo, la jefa policial señaló que el artículo dos de la Ley 779, ley contra la violencia hacia las mujeres, señala que el ámbito de aplicación de la misma es tanto público como privado contra quien ejerza violencia contra una fémina de manera puntual y reiterada.

Además, mencionó que si hay un delito tienen que investigar, y la ley faculta a las jefas de las Comisarías, tanto a nivel municipal como departamental, para ordenar investigaciones y detenciones.

Pero el litigante no está detenido, porque cuando la Policía llegó a traer a quien fungió como procurador en la Administración de doña Violeta Barrios de Chamorro, este se encontraba en una audiencia.