•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

“Es una injusticia, ellos también participaron, esos desgraciados, no es justo, no estoy de acuerdo con esto. Quiere decir que aquí en Nicaragua no hay justicia, ellos sí participaron en la muerte de mi madre”, exclamó llorando Selmira Auxiliadora Cascante, después de que la jueza Karen López Fuentes declaró culpable solo a uno de los tres acusados por el femicidio de Irma del Socorro Cruz Gutiérrez.

El fallo de la jueza de Ciudad Sandino fue dividido, porque si bien inculpó a Álvaro Enrique Ferreti López, de 26 años, alias el ‘Tatuado’, por el femicidio, lo absolvió por el delito de robo agravado que la Fiscalía le achacó.

Pero, además, a los otros dos acusados por los mismos dos delitos, los hermanos Gustavo Adán y Miguel Ángel Marenco Castro, de 19 y 21 años, respectivamente, los liberó de toda responsabilidad penal, lo que generó la protesta de la Fiscalía, del abogado de los dolientes y del defensor del único inculpado.

La fiscal auxiliar Karla Andino anunció que una vez que la judicial emita sentencia condenatoria, el próximo 14 de agosto, apelará, porque si bien es cierto no había testigos presenciales del crimen, considera que la jueza obvió otros elementos de prueba que la Fiscalía presentó durante el juicio, como es el vídeo en el que Ferreti confesó el delito e involucró a los otros dos acusados.

La jueza dijo que no encontró pruebas de la supuesta participación de los hermanos Marenco en los delitos acusados, porque Ferreti no dijo la verdad en el vídeo, pero también mintió ante ella, cuando dijo que la Policía le golpeó la boca para obligarlo a declarar, pero en las imágenes no se le veía lesión alguna.

El vídeo de la discordia

Sin embargo, para la fiscal Andino la resolución de la jueza es contradictoria, y no explica siquiera cómo inculpó a Ferreti, porque por un lado le niega valor probatorio al vídeo en lo que hace a los hermanos Marenco, pero sirve para inculpar al otro.

El abogado de Ferreti, Efraín Rojas, coincidió con la fiscal al decir que “no ve lógica” en el fallo judicial, porque la misma acusación dice que su defendido se quedó en la calle el día del crimen, mientras los otros entraban a la casa de Cruz Gutiérrez, quien tenía 72 años y se ganaba la vida vendiendo licor.

La dama de la tercera edad fue asesinada la madrugada del 9 de marzo, mediante dos heridas en la yugular y múltiples golpes en la cabeza, además, la violaron. Su cuerpo fue encontrado en su casa ubicada en el asentamiento “Rosario Murillo”, en Mateare.

Pésima investigación

Para el abogado de los hermanos Marenco, Noel Alonso Cano, lo que fue decisivo para que sus defendidos fuesen absueltos, fue la pésima investigación que hizo la Policía, porque los resultados de algunas pruebas periciales fueron ocultados, dado que no incriminaban a ninguno de los acusados, y fueron mal elaborados.

En ese sentido, Cano denunció que las autoridades ocultaron al verdadero culpable del crimen, el que según él, sería un uniformado jefe de sector, que según los vecinos de la “Abuela” la chantajeaba por vender licor sin permiso.

 

Hombre estrangula a su mujer

La tranquilidad de los pobladores de la apacible comunidad de Las Brisas, jurisdicción de Pueblo Nuevo, se alteró este 9 de agosto con el femicidio de Julia María Murillo Acevedo, de 28 años, quien fue encontrada estrangulada a la orilla de un camino.

Aunque la investigación está en curso, las sospechas recaen sobre Milton José Murillo Centeno, de 41 años, compañero de vida de la víctima, porque desapareció. Este ya fue circulado por la Policía para que no salga del país.

La víctima deja a dos menores de edad en la orfandad, y antes del crimen, supuestamente, salió de su casa con el marido para retirar unos dólares en una agencia ubicada en el municipio de Pueblo Nuevo.

En horas de la tarde de este viernes, la comisionada Carmen Rocha, jefa de la Comisaría de la Mujer y la Niñez, peritos forenses y detectives se movilizaron a la escena del crimen.

La capitana Gema Paola Valle, jefa de la delegación policial en el municipio de Pueblo Nuevo, dijo que este es el primer femicidio del año que enluta al departamento de Estelí. Máximo Rugama / Estelí