•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El Ministerio Público acusó en el Juzgado de Audiencias de Ciudad Sandino a un hombre que supuestamente maltrató física y verbalmente a su mujer por un cuarto de siglo, es decir 25 años, antes de que lo denunciaran ante la Policía de Mateare.

Al menos eso es lo que dice la acusación que la fiscal Karla Andino presentó ante la jueza especial contra la violencia, Karen López, contra Francisco Xavier Briceño Zapata, por la presunta autoría de violencia intrafamiliar en perjuicio de quien era su compañera de vida.

El escrito acusatorio revela que hace 25 años la pareja inició una relación, pero un año después, Briceño presuntamente empezó a maltratarla, física y verbalmente e inclusive, en una oportunidad cuando la mujer estaba recién alumbrada, el marido la siguió y le pegó con una varilla de hierro en la espalda.

La Fiscalía detalló que en otra oportunidad el acusado le “cinchoneó” las piernas a su mujer, cuando esta regresaba de buscar leña, además una vez le dio un puñetazo en la mandíbula, porque andaba ebrio.

Llegaba a “visitarla” desnudo

El escrito acusatorio detalla una serie de episodios de maltratos que hicieron que la dama se separara de su marido, sin embargo este, supuestamente, siguió acosándola con demandas de tipo sexual e inclusive se presentaba desnudo a la casa de la víctima, que valga decir está en el mismo terreno donde vivía el acusado.

Explica la acusación que en dos ocasiones el acusado obligó a su exmujer a tener relaciones sexuales con él contra natura bajo la premisa de que aunque lo echaran preso, él iba a salir de la cárcel, en cambio ella, a quien amenazaba con cortarle la cabeza, de la sepultura no iba a salir.

La fiscal Karla Andino explicó a la jueza que tiene un dictamen de la psicóloga Yara Naya Fúnez que indica que toda esta situación provocó daño psíquico grave en la víctima, por lo que pidió la prisión para el acusado.

Reo se enferma

La defensora pública Fátima Rosales disintió de la petición de Fiscalía alegando que la acusación ni siquiera es clara, porque no detalla las fechas en las que habrían ocurrido cada uno de los episodios de violencia, además su defendido fue detenido ilegalmente desde el tres de agosto, pero fue acusado el siete.

Pero además, Rosales alegó que la jueza de audiencias de Ciudad Sandino no era competente para conocer de delitos ocurridos 26 años atrás, porque en ese tiempo no estaba habilitada para tramitar procesos sobre hechos ocurridos en Mateare.

La jueza desechó todos y cada uno de estos alegatos, admitió la acusación, le decretó la prisión al acusado, a quien mandó a la cárcel “Modelo”, programó la audiencia inicial del juicio para el 23 de agosto, además ordenó que el reo sea valorado por el Instituto de Medicina Legal, porque padece de la presión arterial.