•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra

Meterse en el pleito de una pareja y defender a una amiga, fue al parecer la razón por la que un hombre de apellido Esquivel, de 24 años, contrató a un primo (del mismo apellido) y a dos nicaragüenses para darle muerte a Karina Rivera Padilla, de 19, en Abejonal de San Pablo, León Cortes, Costa Rica.

Los hechos se remiten al 26 de abril, cuando la joven aparentemente consumidora de drogas, fue engañada por los foráneos de hacerles un pedido de alucinógeno, inocentemente la muchacha accedió, tal vez con la idea de que le pagaran con cocaína.

No obstante, “el pedido” era ella, los nicaragüenses la entregaron a los primos, quienes la golpearon en la cara, la redujeron a la impotencia y finalmente le dieron muerte a filazos.

Allanamientos y detenciones

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la mañana de este martes efectuaron cinco allanamientos simultáneos en San Marcos de Tarrazú y uno en San Rafael

de Oreamuno.

En el sitio detuvieron a los primos, sin embargo, continúan rastreando a los extranjeros que ayudaron y fueron cómplices en el homicidio.

De acuerdo con los judiciales, la víctima en una noche de tragos y drogas supuestamente se percató de las agresiones que Esquivel le propinaba a su amiga y decidió interferir.

Rivera no soportó la situación y se abalanzó sobre Esquivel, ocasionándole fuertes golpes en la cara, según el informe de los agentes. Tal parece que él amenazó a la mujer y le dijo que le arrancaría la cabeza.

 

Decomisado

Entre lo decomisado se halló una motocicleta, el auto utilizado para el traslado de la víctima, un machete y otros instrumentos que al parecer usaron para cometer el crimen.

Ninguno de los parientes tenía antecedentes judiciales, ambos fueron pasados al Ministerio Público, donde esperan medidas cautelares.