•  |
  •  |
  • END

JALAPA, NUEVA SEGOVIA

Un bebé de dos años murió al instante cuando sobre su cabeza pasaron las llantas de un camión del equipo de trabajo de la Empresa Nicaragüense de Acueductos y Alcantarillados, Enacal.

La tragedia ocurrió a eso de la 1:20 de la tarde del último sábado, en el Sector Ocho de esta ciudad. El niño Stix Emmanuel Arteta Rocha, vestido sólo con un pañal, andaba en la vía pública y detrás del vehículo Hyundai, azul, placas M 108-724, conducido por el señor Riglan Paz, de 58 años.

Para el subcomisionado Nixon Morán, jefe policial en el municipio, hubo un descuido de los padres o custodios del bebé, por haberle permitido que saliera solo de su casa, y también faltó prudencia de parte del conductor, quien debió revisar la situación primero antes de retroceder.

Un tío del bebito, indignado y embargado por el dolor, quebró el vidrio delantero del camión. El caso será tipificado ante la Fiscalía como homicidio por imprudencia. La denuncia formal fue interpuesta por el progenitor de Stix, señor José Ramón Rocha Montoya.