•  |
  •  |
  • END

El crimen de Roberto Mendoza Gutiérrez, de 40 años, conocido como “El Chocoyo”, podría quedar en la impunidad, según denunciaron sus familiares.

Mendoza murió la noche del sábado en el Hospital Alemán Nicaragüense, después de dos días de agonía.

Los parientes de “El Chocoyo” aseguran que éste fue apuñalado supuestamente por los sujetos apodados “El Chibolón” y “El Tiburón”.

Javier Mendoza, hermano de la víctima, denunció que aunque las autoridades policiales de Tipitapa fueron avisadas de lo sucedido a su consanguíneo desde la mañana del jueves, éstas no actuaron con la beligerancia requerida.

Según el denunciante, la oficial encargada de las investigaciones, “por negligencia”, no acudió al Hospital Alemán Nicaragüense, para entrevistar a la víctima, cuando aún podía hablar.

Lo irónico es que la agente designada para hacer las investigaciones del caso llegó a la casa del afectado con intenciones de entrevistarlo cuando éste era velado, según los parientes de la víctima.

Antes de morir, “El Chocoyo” dijo que sus victimario lo apuñalaron porque se negó a darles una botella de licor, razón por la cual le propinaron una estocada que le desprendió el riñón izquierdo y le laceró el derecho.

El NUEVO DIARIO buscó la versión de las autoridades policiales de Tipitapa, pero en la Oficina de Información y Análisis, el oficial de turno dijo desconocer el caso.