•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Escándalo por sticker

Mucha gente se mostró indignada en Texas, por un sticker gigante pegado en la parte trasera de una camioneta, donde sale una mujer atada de pie y mano en el baúl y que fue secuestrada.

Tanto transeúntes como pasajeros de otros autos llamaron a la Policía luego de ver el sticker, convencidos de que la mujer era secuestrada.

La compañía creadora de la imagen, Hornet Signs, dijo que fue creada como un experimento, para ver cómo reaccionaba la gente.

Brad Kolb, dueño de la empresa, explicó que la gigantesca calcomanía fue puesta en la parte trasera de la camioneta de uno de sus empleados, para medir qué tan realista era la imagen.

Sin embargo, a mucha gente no le causó gracia el experimento. Uno de los que llamó a la Policía dijo que el “secuestro o cualquier otro tipo de violencia hacia las mujeres no es gracioso ni simpático”.

Buscando esposa

Robert Darling, un hombre desempleado de 58 años oriundo de Nueva Jersey, camina desde hace 12 años y dos veces a la semana por Nueva York, buscando alguna mujer que se quiera casar con él.

Para que lo ubiquen fácilmente, Darling lleva encima un cartel que aclara: “Busco mujer adinerada que se quiera casar conmigo”, junto con su número de teléfono y su email.

Lamentablemente, Robert aún no tuvo mucho éxito en su búsqueda: la única mujer que lo llamó para tener una cita con él, fue una chica que, le confesó durante la cena, que tenía una amiga que necesitaba casarse para conseguir la visa de residente en Estados Unidos.

Sin embargo, este peculiar desempleado se mantiene optimista, y cada vez que emprende una de sus caminatas, se dice a sí mismo que ese será el día en el que conocerá a la mujer de sus sueños.

La torre más alta

Tom Holmes, un ingeniero de Bristol, Inglaterra, rompió el récord Guinness al construir la torre más alta de dominó jamás hecha. Tardó siete horas y media y usó 2.688 fichas de dominó para construir una torre de 5,725 metros.

El ingeniero, junto a su colega, Roland Trim, estuvieron aproximadamente siete meses planeando cómo construir la torre, utilizando modelos de computadora y distintos prototipos, y el resultado terminó superando a la antigua marca por unos 20 centímetros.

El propio Tom cuenta que “como ingeniero, siempre estoy buscando cosas creativas para hacer. Es genial cuando puedo dedicarme a tareas divertidas como esta”.

Ahora estos peculiares ingenieros buscarán superarse a ellos mismos, construyendo una torre de 6 metros de alto.

Limpia baños como terapia

Un grupo de 35 personas, entre adultos y niños, pertenecientes al club social “Benjyo Soujer” de Tokyo, Japón, se pasa los domingos practicando una terapia muy particular... limpiar baños públicos con sus propias manos para limpiarse a sí mismos espiritualmente.

Este excéntrico grupo fue conformado a través de Facebook en 2011. Los domingos se juntan muy temprano, preparan sus líquidos desinfectantes y limpiadores, y salen en busca de baños para limpiar.

Estos expertos de la limpieza espiritual limpian desde los urinarios hasta las paredes de los baños, dejándolos irreconocibles cuando terminan. Todos dicen que la actividad tiene efectos muy positivos en quienes participan, generando nuevas conexiones entre los miembros y limpiando el alma.

Un detalle un tanto chocante es que las reglas del grupo motivan a los miembros a que ni siquiera usen guantes, ya que, según cuenta Masayuki Magome, el fundador del club social, “básicamente, el excremento es algo que sale del cuerpo humano, así que nosotros no lo consideramos algo sucio”.

A pesar del esfuerzo de estas personas para limpiar su espíritu, la percepción que se tiene del grupo no es muy positiva. Hasta el líder Magome admite que a su mujer le gusta muy poco lo que llama “su hobby del fin de semana”.