Ernesto García
  •  |
  •  |
  • END

Dos vigilantes del proyecto habitacional “Casas para el Pueblo” son los principales sospechosos de haber baleado de gravedad al suboficial de la Policía Nacional Saander Antonio Somarriba Trejos.

Los vigilantes presos por las graves lesiones son José Domingo Vanegas Otero, de 33 años, y Ricardo José Somarriba Gutiérrez, de 35.

Rosa Granados, jefa de la Dirección de Información y Análisis de la Estación Dos de la Policía, dijo que las escopetas calibre 12 de los vigilantes están en el Laboratorio Central de Criminalística, para determinar cuál de ellas fue la usada para disparar al agente policial.

El también chofer y escolta del comisionado general Javier Maynard recibió cuatro impactos de bala de escopeta calibre 12, de parte de uno de los dos vigilantes que cuidan las casas construidas a pocas cuadras del Estadio Nacional.

Además de un impacto de bala en la cabeza, el joven policía, quien es miembro de la Brigada Especial, también recibió otro en el antebrazo derecho y dos más en el costado del mismo lado. Los graves sucesos acontecieron pasadas las ocho de la noche del martes, del Instituto de Medicina Legal, cuatro cuadras al este, donde habita el policía.

Francisco Somarriba, hermano del afectado, dijo que éste hizo varios disparos al aire para disolver un pleito entre pandilleros de los barrios Bóer y San José, donde vive, pero fue alcanzado por los disparos hechos por uno de los cuidadores de las “Casas para el Pueblo”, que auspicia el gobierno.

Familiares y vecinos del policía, que convalece en la Unidad de Cuidados Intermedios del Hospital “Lenín Fonseca”, denunciaron que los vigilantes acostumbran tomar licor con los pandilleros del sector.