Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

SAN CARLOS, RÍO SAN JUAN

Por rencillas que enfrentan dos familias se desató una cacería que tuvo como escenario el río El Consuelo, en la comunidad Nueva Jerusalén, jurisdicción de San Carlos, donde las aguas se tiñeron con la sangre derramada por el joven de 19 años, Edwin Moisés Gutiérrez Sequeira, mientras su hermano, Holman, de 18, pudo huir herido y se debate entre la vida y la muerte en el Hospital “Luis Felipe Moncada”.

Según el comisionado Jardiel Arteaga, segundo jefe de la delegación policial de Río San Juan, el sangriento hecho se produjo el pasado domingo, a eso del mediodía, cuando los hermanos Gutiérrez disfrutaban de un baño en el río, donde decidieron preparar una suculenta sopa de pescado. Ambos hermanos jamás de imaginaron que la llegada al mismo río de los también hermanos José Alfredo y Javier Antonio Ocampo Alvarado, los llevaría a la desgracia.


Balazos y machetazos a traición
Los Gutiérrez saludaron a los hermanos Ocampo y los invitaron a degustar de la sopa, pero precisamente en el momento en que Holman se agachaba para prender el fogón, escuchó un grito de reclamo que hacía su hermano, Edwin Moisés, a quien impactaron varios disparos. Segundos después Holman recibía machetazos.

El jefe policial explicó que ambos hermanos, ya heridos, se lanzaron río abajo para huir de sus victimarios, y cuando pudieron salir, Edwin Moisés se desplomó. Holman intentó socorrerlo, pero continuó recibiendo una lluvia de balas y se vio obligado a escapar, hasta llegar a una finca cercana, de donde dieron aviso a sus familiares y pudo ser trasladado al hospital de San Carlos.

Arteaga informó que la causa del asesinato son antiguas diferencias que enfrentan las dos familias, dado que tiempo atrás los Gutiérrez lesionaron a Marlon Ramón Díaz, quien denunció el hecho. Compareció como testigo el padre de los Ocampo, el señor Blas Domingo Mayorga.

Arteaga aseguró que Javier Antonio y su padre, Blas Domingo, se encuentran detenidos y serán remitidos al Ministerio Público, acusados por asesinato, mientras José Alfredo es prófugo.