Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Sobrevive a 16 machetazos
En el Juzgado Décimo Penal de Audiencias está acusado Larry Rafael Díaz García, de 27 años, por la supuesta autoría de lesiones en perjuicio de Muller Samuel Tileth Wilson, de 40 años, quien denunció que el 21 de enero de este año se encontraba en la acera de su casa, ubicada del edificio “Armando Guido”, una cuadra al este y cuatro al norte, cuando fue interceptado por el imputado y José de la Cruz Zapata Téllez, de 24 años, quienes portaban machetes y armas artesanales. Supuestamente Díaz le propinó 16 machetazos en la cabeza, pierna derecha, antebrazo izquierdo, tibia derecha, cara y dedo índice de la mano izquierda, que le fue amputado de un filazo. En ese momento la víctima gritó y salió en su ayuda Marina Osorno, pero Zapata Téllez, quien no está capturado, aparentemente se le lanzó encima a la dama y le mordió el seno izquierdo. La acusación dice que después de lesionar a las dos personas, los señalados se dieron a la fuga, pero será hasta las próximas horas que se sabrá si el juez admite la causa y el relato que la misma contiene.

Denuncian abusos 4 años después de ocurridos
Cuatro años después de que supuestamente fue abusada por el hermano de su niñera, una niña que ahora tiene once años le contó a su madre todo lo que aparentemente vivió en 2004, por lo que la Fiscalía acusó por violación al joven de iniciales E.Y.G., de 25 años, quien ayer quedó en prisión preventiva en el Juzgado Sexto Penal de Audiencias, donde el 22 de octubre se decidirá si va a juicio o no. La acusación que presentó la fiscal Lucía Sandoval establece que en febrero de 2004, la madre de la niña, que en ese entonces tenía siete años, decidió contratar por tres meses a la ciudadana de iniciales M.J.G., para que le cuidara a su hija, porque ella iba a ir a vender frijoles en un tramo del Mercado Oriental. El escrito agrega que “la china”, como se llama popularmente a las niñeras en la jerga pinolera, incumplió su contrato de trabajo porque se llevaba a la menor a su casa, en el Barrio Concepción de María, y la dejaba sola en la sala, porque ella se iba al patio a palmear tortillas. En esos momentos es que aparentemente E.Y.G. abusaba de la niña tocándole sus partes íntimas, diciéndole: “Vos vas a ser mi novia”, y amenazándola de muerte para que no dijera nada. La acusación establece que después de la primera vez, el acusado abusó de la niña dos veces más hasta llegar al extremo de introducirle un dedo en la vagina. En abril de 2004, la madre de la menor decidió dejar el trabajo para irse a cuidar a su hija, pero cuatro años después, en mayo de 2008, anunció que volvería a contratar a la misma niñera para cuidar a la menor, que se negó rotundamente a que la mujer la cuidara y reveló todo lo que ocurrió con el hermano de ésta.

Jurados siguen brillando por su ausencia
Por falta de quórum para conformar un tribunal de jurados, el juez suplente Séptimo Penal de Juicio, Víctor Molina, reprogramó para el doce de noviembre el juicio oral y público para Rolando Enrique Gurdián, quien está acusado por la supuesta autoría del homicidio de María Catalina Wheelock, la que perdió la vida en junio de este año, de una estocada en el pecho, en una casa deshabitada. El juicio no se celebró ayer porque de todos los candidatos para ser jurados que estaban citados, sólo llegaron tres y se necesitan seis para un juicio.