•   Estelí, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Un nuevo crimen ha estremecido a la población esteliana: se trata de la muerte del pequeño comerciante Sergio del Pilar Dávila Rizo, quien fue ultimado de al menos 42 machetazos por un sujeto llamado Santos Pascual Avilés Martínez, de 24 años, quien ahora es buscado por la Policía.

La jefa de la Comisaría de la Mujer y la Niñez del departamento de Estelí, comisionada Carmen Rocha, informó que el crimen aparentemente derivó de los celos que Avilés Martínez sentía por su excónyuge, una joven de 22 años con quien procreó un niño que tiene dos años de edad.

El crimen ocurrió la tarde del jueves recién pasado, pero fue hasta las primeras horas de la noche que la Policía conoció del mismo.

La formal denuncia fue interpuesta por José Santos Dávila Escoto, quien demandó de las autoridades la captura del asesino de su hijo.

Aunque viajaba en camioneta, la víctima llegó a caballo a la casa de la excompañera de vida de Avilés, ubicada en “El Barrio”, para comprarle tres quintales de frijoles y luego revenderlos.

Como en “El Barrio”, ubicado a 9 kilómetros al noreste del municipio esteliano de San Nicolás, llovía, Dávila Rizo decidió esperar que la tormenta se calmara, pero fue sorprendido por Avilés.

Año y medio de celar a la ex

La denuncia de José Santos Dávila revela que después de que su hijo de 35 años de edad recibió un machetazo en la espalda y otro en la cabeza, intentó huir, pero cuando había recorrido unos 28 metros fue alcanzado por su verdugo, quien lo remató de 42 filazos.

La comisionada Rocha informó que el asesino tenía aproximadamente año y medio de estar separado de su excónyuge, pero siempre la celaba.

Vecinos de “El Barrio” que pidieron a los periodistas no revelar sus nombres, por seguridad, comentaron que tiempo atrás Avilés se había desaparecido de la comunidad, porque supuestamente viajó a Costa Rica, pero hace tres meses retornó.

La víctima era originara de la comunidad La Pacaya, jurisdicción de La Trinidad, municipio colindante con San Nicolás, donde está ubicada la comunidad que fue escenario del crimen.

 

Bajo protección

La Comisaría de la Mujer de Estelí informó que la exmujer del asesino y su hijo están en un albergue con protección policial, porque temen por sus vidas, además, están recibiendo atención psicológica.

Por su parte, la subcomisionada Cristina Fernández, jefa de la Policía de San Nicolás, informó que la víctima tenía en las bolsas del pantalón 1,125 dólares y 6,950 córdobas, para la compra de frijoles.