•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra

Uno de los principales sospechosos de secuestrar a los ganaderos, Tobías Barrantes y su hijo Luis, quienes fueron sorprendidos la madrugada del pasado lunes en una finca ubicada en Las Palmitas de Naranjo, fue detenido el jueves en Costa Rica.

El detenido fue identificado por las autoridades como un nicaragüense de apellido Cerros, quien se encontraba chapeando en una finca.

El grupo armado con machetes solicitó en primera instancia 6 millones de colones, luego negoció con los afectados y bajó a 3 millones, dinero que le hicieron llegar a una de las lecherías en un cruce, siempre en el mismo sector.

Evidencia

Tras averiguaciones, agentes del Organismo de Investigación Judicial, OIJ, oficiales de la Fuerza Pública de Zarcero y la Unidad Especial de Apoyo, UEA, montaron un operativo desde tempranas horas en Barranca de Naranjo.

La policía allanó la vivienda del sospechoso y encontró aparentemente las capas azules que utilizaron el día del secuestro, la camisa, algunas tarjetas telefónicas y un celular en el que estaba el teléfono de uno de los Barrantes.

Gerardo Araya, jefe policial, manifestó que se produjo un asalto a una lechería en Turrialba y no se descarta que sea la misma banda.

“Se realizó un operativo con una información que teníamos de unos sujetos que habíamos localizado y habían hecho un asalto en Turrialba y en el sector de Las Palmitas. Datos confidenciales nos llevaron a dar con la casa donde se alojaban y tras una incursión se logra detener a uno de los sospechosos, dos de ellos lograron escapar”, explicó.