•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El ameno ambiente que había en el bar "El Rincón de Kamilo" se rompió después que dos sujetos irrumpieron en el lugar para matar, a quemarropa y con un arma con silenciador, a William Mariano Calderón, quien tenía 52 años y se desempeñaba como gerente general de una prestigiosa empresa capitalina.

El bar está ubicado del Hotel Seminole, dos cuadras al sur y media abajo, sitio al cual Calderón llegó el sábado en la tarde en su camioneta, con una amiga, para tomarse unas cervezas y esperar que escampara la lluvia que en ese momento caía sobre la capital.

Uno de los vigilantes del local explicó a la Policía del Distrito I de Managua que en ese momento había bastantes clientes en el establecimiento que tiene mesas afuera y adentro. La víctima estaba en el interior, cerca de la entrada, hasta donde llegaron los matones como si fuesen dos clientes más, pero se fueron directamente donde estaba la víctima y le dispararon tres proyectiles, uno en el brazo derecho y dos en el pecho, los que le afectaron los pulmones.

En ese momento los clientes del bar se lanzaron al suelo, mientras los “gatilleros” huían, después los presentes llamaron a una ambulancia que trasladó al herido al Hospital "Manolo Morales Peralta", pero el personal médico nada pudo hacer, porque la víctima ya no llevaba signos vitales, relató Mery Hernández Rivas, de 26 años, la esposa del ahora fallecido.

Pasada de cuentas

Para Hernández, lo que pasó con su marido no tiene explicación, porque pese a que este andaba dinero "nada se le llevaron", además, "no tenía enemigos, trabajaba normal y andaba en su camioneta".

"Que investiguen, que hagan su trabajo y que haya justicia", respondió Hernández, cuando se le preguntó qué pedía a la Policía tras el crimen de Calderón, a quien describió como una persona trabajadora, honesta y responsable que tenía 20 años de trabajar.

La detective del caso no quiso adelantar detalles de la investigación bajo el argumento de que están iniciándolas, pero se conoció que están trabajando sobre la teoría de que se trató "de una pasada de cuentas", porque los asesinos buscaron directamente a Calderón.

El segundo jefe de la Secretaría Informativa del Distrito I de Policía, Ozny Muñoz, reiteró ayer en la tarde que no tenía detalles de la investigación, pero prometió datos para hoy.

 

Hijo de Calderón paga prisión por asesinato de Jerónimo Polanco

William Mariano Calderón, de 52 años, asesinado a las 6 de la tarde del pasado sábado en el “Kamilo Bar”, fue denunciado hace siete año como presunto autor del crimen contra el empresario Jerónimo Polanco, propietario del night club "Aquí Polanco", pero no fue acusado por la Fiscalía.

En el caso Polanco, la Policía encontró dos armas de fuego en la casa de Calderón, pero finalmente el fiscal del caso, Manuel Reyes, las desestimó como prueba asegurando que la pistola con que se mató al dueño del night club le pertenecía al entonces comisionado y ahora ex jefe de la Policía de Managua, Carlos Bendaña.

Posteriormente el pasado mes de marzo su nombre fue mencionado nuevamente en el robo de varios fusiles AK-47 propiedad de la Policía Nacional, de una armería en el barrio Santa Rosa, confirmó su hermano Jorge Calderón, tras aclarar que quien finalmente está preso por el crimen de Polanco es Lenín Calderón, hijo del ahora occiso.

William Mariano Calderón fue ultimado a las 6:40 pm del pasado sábado por un pistolero que irrumpió en un bar de la llamada “zona hippo” de la capital, confirmó el subcomisionado Orlando Arévalo.

El subcomisionado Arévalo, jefe de la Dirección de Información y Análisis de la Estación Uno de la Policía, aseguró que Calderón al ser ultimado estaba acompañado de una joven de 25 años. La joven mencionada por la Policía es Jacqueline Soto Vado, confirmó Oscar Carrión, abogado de la familia de la joven, quien la tarde del domingo permanecía en la Estación Uno de Policía.

William Calderón, quien según su hermano Jorge, en la década de los 80 fue miembro de la extinta Seguridad del Estado, fue llevado en estado agónico al Hospital “Manolo Morales”, donde falleció.