•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Diario Extra / Costa Rica

Quizás el cansancio y la velocidad fueron las causas que ocasionaron un espeluznante accidente de tránsito que cobró la vida del trailero nicaragüense Osvaldo José Viales, el pasado lunes por la mañana sobre la ruta 32, a la altura de Freehold de Siquirres, Limón, Costa Rica.

Al parecer, el foráneo se quedó dormido sobre el volante, perdió el control del pesado automotor saliéndose de la vía y colisionó contra un poste del tendido eléctrico, lo que provocó que el cuerpo del nicaragüense saliera de la cabina, cayendo al pavimento.

La desgracia no terminó ahí, pues el contenedor giró hacia el otro carril y las llantas del cabezal placa M139820 pasaron por encima del que era su conductor, quien falleció instantáneamente.

Autoridades de tránsito presumen que la víctima conducía sin el cinturón de seguridad, porque consideran que el impacto al colisionar contra el poste no era suficiente para acabarlo. Indican que el accidente se registró en una recta de al menos tres kilómetros. Oficiales investigan hacia dónde se dirigía y si contaba con los documentos en regla.

“El paso quedó completamente cerrado, pues el automotor abarcó los dos carriles, la víctima presentaba múltiples traumas, que aparentemente le quitaron la vida casi de manera inmediata”, dijo el bombero Jeud Chavarría.

La autopsia realizada a Viales determinará si en el siniestro hubo alcohol de por medio.

Otra tragedia

También falleció sobre la ruta a Limón el nicaragüense Wilmar Jarquín Saavedra, de 23 años, a la altura de la soda Los Traileros, en Siquirres.

Jarquín, quien viajaba en una motocicleta acompañado de otra persona, colisionó contra las llantas traseras de un furgón que salía de un estacionamiento y al rebotar tuvo la mala suerte de que en sentido contrario venía otro tráiler, el cual lo arrastró varios metros.

El cadáver del extranjero quedó irreconocible, con la cabeza partida en dos, las extremidades inferiores semiamputadas y las vísceras de fuera, mientras que su acompañante fue atendida por cruzrojistas, quienes la estabilizaron y luego la trasladaron a la Clínica de Siquirres.

Los oficiales de la Policía de Tránsito les practicaron la alcoholemia a los traileros de apellidos Jiménez Sánchez y Morales Vargas, ambos dieron negativo.