•  |
  •  |
  • END

“Vivió para contar el cuento”, y no sólo es un cuento, sino un milagro que le ocurrió a José Ángel Mayorga, de 25 años, quien afortunadamente sólo resultó con una fractura en el brazo izquierdo más excoriaciones en otras partes del cuerpo y golpes en el rostro, al caer con todo y el furgón que conducía en un barranco de más de cinco metros de profundidad, ayer por la tarde, en el kilómetro 16 de la Carretera Sur.

El joven fue atendido por miembros de Cruz Roja Nicaragüense, quienes lo trasladaron en una ambulancia hacia el Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.

Mayorga iba conduciendo desde El Crucero hasta una ferretería en Managua, el cabezal rojo vino, placas M 062-227, el que halaba la rastra M 033-413, con un cargamento de Plycem, cuando sucedió el percance.

Según una testigo del accidente, una rastra estaba aparcada en la carretera sin señales lumínicas desde el jueves, ya que tenía ponchadas dos llantas traseras derechas, y fue lo que aparentemente provocó el accidente.

“Yo creo que fue ese furgón el que provocó el accidente… desde el jueves está ahí y nada dejaron –de señal--. El muchacho del accidente no iba rápido, y lo más probable es que ya fuera difunto”, dijo una pobladora del sector.

Agentes de Tránsito de la Tercera Delegación de Policía realizaron el croquis del accidente y determinarán qué grado de responsabilidad pudo tener el dueño del vehículo estacionado, compuesto por el cabezal placas M 012-842, rastra
M 054-507.