Lizbeth García
  •  |
  •  |
  • END

Mandan a traer a testigos
A solicitud del Ministerio Público, el juez Quinto Local Penal de Managua, Walter William Vargas, mandó a traer con la fuerza pública a los testigos que la Fiscalía propuso para acreditar en juicio que Luis William Avilés, Sergio Martínez Castro e Ismael Antonio Argueda son los presuntos coautores del robo agravado en el que casi pierde la vida el policía de Seguridad Personal, Daniel Macario Álvarez. La vista arrancó esta semana, pero se tuvo que suspender a falta de testigos. El judicial programó la continuación para hoy 17 de octubre. El abogado Álvaro Chica Larios dijo que probará que Avilés y Martínez tomaron el arma del policía el pasado seis de agosto, porque éste estaba herido, “para que no se la robaran”, además la manipularon para evitar accidentes. El abogado defensor dijo que prueba de ello es que sus defendidos fueron a la casa del uniformado a devolver la pistola que pertenece a la Policía. “No querían cometer delito sino ayudar al policía”, reiteró Chica Larios.

“Se salvó” de la cárcel por canas y “achaques”

Un anciano, de iniciales F.P.C., “se salvó” de ir a la cárcel porque tiene 75 años, habita en Ticuantepe y padece de la presión arterial. El septuagenario fue acusado por abuso, porque supuestamente tocaba a sus dos nietas, una de 13 y otra de 12 años, F.P.C. sólo tendrá que presentarse a los juzgados una vez cada quince días, mientras llega el juicio programado para el doce de enero de 2009. Según la acusación que presentó en los juzgados la fiscal Martha Landeros, el anciano habría empezado a manosear a las hijas de uno de sus hijos desde 2007, cuando se encontraban dormidas, luego las amenazaba con “fajearlas” y en otras ocasiones, cuando la abuela de las menores estaba haciendo la siesta, también las tocaba. “Las menores se escondían debajo de las camas para que no las tocara, y les decía que si no se dejaban, iban a perder con él, realizaba gestos como que les guiñaba el ojo y les decía que eran bonitas y que si se dejaban tocar, les daría dinero”, detalla el escrito acusatorio.