Leoncio Vanegas
  •   Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Por el delito de hurto con abuso de confianza en perjuicio de la casa de empeño El Ayudante, ubicada en Tipitapa, Managua, fueron capturados en Ocotal, Rigoberto Alexander Altamirano Cabrera, 27 años, y su cónyuge Maritza Martínez Sandino, de 28, así como su suegra Maritza Sandino Cruz, de 58.

Según el comisionado Pablo Ardón, vocero de la Policía neosegoviana, las tres personas antes mencionadas estaban circuladas desde el 9 de octubre de este año, cuando aparentemente huyeron del municipio de Tipitapa llevándose unos US$70,000 en efectivo y joyas de oro y plata, entre otros artículos.

Precisó que la captura se realizó en horas de la tarde del martes pasado, en un hotel de Ocotal, donde se habían alojado.

Parte de las alhajas y otros objetos de valor hurtados ya habían sido vendidos o empeñados, por lo que agentes de la Policía de Tipitapa los estaban recuperando de las personas que los compraron.

Coludidos

Ardón dijo que al momento de la aprehensión, los agentes del orden incautaron C$21,370 córdobas, 472 gramos en prendas de plata, y 114 en oro; una cámara de filmar Sony, un televisor plasma y 3 teléfonos móviles Blackberry. Los dólares aún no aparecen.

El alto jefe policial indicó que la captura se logró después que Inteligencia Policial de Managua comunicara la localización de los fugitivos.

Explicó que Martínez Sandino, quien administraba el negocio, y su consorte Altamirano Cabrera, se confabularon para sustraer indebidamente los bienes propiedad de Gustavo Emilio Escobar Castillo.

Los tres sospechosos fueron entregados a la Policía de Tipitapa.