Fátima Tórrez González
  •   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Al parecer, las deudas “ahogaban” a Emilio García Parrales, de 36 años, a tal punto que vendió algunos objetos de la casa que cuidaba en una zona residencial de Ciudad Sandino, según confesó a las autoridades del Distrito X de Policía.

La denuncia contra García la interpuso Neydi Matey González, amigo de James Douglas Varese, propietario de la vivienda, quien labora y reside en el extranjero, pero que en uno de sus viajes a Nicaragua contrató a García para que le cuidara su casa y se encargara de pagar los servicios básicos.

“Fui a la casa de mi amigo para verificar si era cierto que el cuidador había vendido las cosas, y el jefe de seguridad (de la urbanización) dijo que nosotros tomáramos la decisión de interponer la denuncia”, manifestó Matey ante las autoridades.

“Reportan que los objetos sustraídos son una impresora, un frízer, una cocina con horno, un tanque de gas y un DVD. El caso continúa abierto porque estamos a la espera de que el propietario envíe un poder a su amigo para acusar, además necesitamos las facturas de los artículos”, explicó la inspectora Violeta Pérez, jefa de secretaría del Distrito X de Policía.

“García estuvo detenido, pero falta documentar el expediente para remitirlo al Ministerio Público, nos hace falta el poder y cuantificar las pérdidas; luego la Fiscalía debe solicitar al judicial una orden de captura para el implicado”, agregó la oficial.

El amigo del propietario de la vivienda asegura que también hacen falta un colchón nuevo y US$640 en efectivo que el propietario enviaba a García, a razón de US$80 mensuales para que tuviera fondos para cancelar las facturas por los servicios básicos, lo que no hizo.