Jesús Salgado
  •   Bluefields, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El juez Martín Henríquez, titular del Juzgado de Audiencias de Distrito Penal de Bluefields, admitió la acusación por asesinato que la Fiscalía presentó en contra de José Humberto Soza Castellón, de 37 años, quien era el capataz del español Miguel Ángel Roldán Hernández, de 61 años, y desapareció desde marzo de este año.

En la audiencia, el juez resolvió girar orden de captura contra Erick Soza, de 21 años, quien desde que se conocieron los hechos está prófugo de la justicia.

La víctima era dueño de una finca ubicada en el Caño Sillico sobre la ribera del río Kama, en el municipio de Kukra Hill, por la cual mantenía diferencias con el capataz.

“El 18 de marzo, los acusados llevaron al español al Yate El Travieso, propiedad de Roldán, oportunidad que fue aprovechada por el capataz para atacarlo con un objeto metálico, causándole severos golpes y heridas que acabaron con la vida de la víctima Roldán”, señala el libelo acusatorio.

“Posteriormente Erick Soza traslada el cuerpo de la víctima en un cayuco azul hacia la bocana del río Kama, donde lo sumergen en un lugar desconocido. En el yate se encontró la prótesis dental de la víctima, y para justificar la ausencia de Roldán, empezaron a decir a los vecinos que el patrón había viajado a buscar unos repuestos para un motor”, se lee en la acusación.

Sin embargo, Soza Castellón se limitó a decir que no tiene vinculación con el caso y que las acusaciones contra él son falsas.

Para el 31 de octubre quedó programada la audiencia inicial.