•   Costa Rica  |
  •  |
  •  |
  • Tomado del Diario Extra

Un aparatoso accidente ocurrido en Costa Rica cobró la vida de dos personas, entre ellas la de una nicaragüense, luego de que supuestamente un tráiler que viajaba a exceso de velocidad invadiera el carril de un vehículo, provocando una colisión frontal.

El accidente se produjo en las inmediaciones del sector conocido como La Balsa, a la altura del cruce hacia Atenas, cuando dos vehículos, uno marca Hyundai blanco placas 656881 y otro Toyota beige (placa 783137) se encontraron de frente en una curva.

Algunas personas que pasaban por la zona vieron lo sucedido y de inmediato dieron la alerta a las autoridades.

La Cruz Roja se presentó a la escena, en la que para mala fortuna ya había una muerta. Se trata preliminarmente de una mujer (cerca de 27 años) identificada como Jessenia González y de nacionalidad nicaragüense, quien quedó postrada en uno de los asientos del carro, mientras que supuestamente su pareja murió minutos después de haber ingresado al Hospital México, aunque de momento se desconoce su identidad.

“Atendemos un accidente de tránsito en el que se trasladan 4 personas que se encontraban prensadas en los carros, y se declara fallecida en el lugar a una mujer de aproximadamente 25 años”, comentó María Arias.

Los otros ocupantes del carro beige fueron llevados al hospital de Alajuela en condición delicada, pero luego los estabilizaron.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial levantaron el cuerpo de González y del hombre, para trasladarlos a la Morgue Judicial en Heredia.

Cómo fue

Según parece, en el vehículo blanco viajaba la pareja con rumbo hacia la provincia de Alajuela, pero a pocos kilómetros de meterse al cruce, un tráiler irrumpió su carril a toda velocidad, generando que los ocupantes del carro quedaran en el lado contrario, justo en ese momento otro auto pasó rápido y los colisionó de frente.

El camionero huyó y dejó a las personas involucradas en la colisión tendidas en los respectivos automóviles. Sin embargo, los que llevaron la peor parte fueron los que iban en el Hyundai, pues se supone que al instante del encontronazo no tenían puestos los cinturones de seguridad.