•   San José  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

La tarde del martes fue capturado un nicaragüense de apellidos Palma Hernández, de 31 años, por oficiales de la sección de Dactiloscopia del Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica, por tener pendientes varias acusaciones de violación y abusos sexuales en contra de menores de edad.

El sospechoso fue detenido cuando realizaba los trámites de una nueva toma de registro de huellas dactilares para obtener permiso de portación de arma de fuego.

El sujeto fue trasladado por oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) al Primer Circuito Judicial de San José, para su debido proceso.

Por huellas

Este es el segundo caso en menos de cuatro días, que por medio de las huellas dactilares capturan a prófugos de la justicia, indicó el Ministerio de Seguridad Pública de Costa Rica.

Según los archivos policiales costarricenses los delitos fueron cometidos por Palma Hernández el 29 de mayo del presente año.