•   Nueva Segovia  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Antonio Candelario Fúnez, de 48 años, fue acribillado a balazos en su propia casa la noche de este miércoles, por dos desconocidos que llegaron aparentemente desde Honduras para cometer el crimen.

El comisionado mayor Edgard Sánchez Aguilar, jefe policial en Nueva Segovia, informó que el hecho ocurrió en la comarca fronteriza de Brujil, donde la víctima recibió 13 impactos de bala.

“Se conoció que la víctima (Fúnez) fue visitado la tarde del miércoles por dos jóvenes de unos 20 años, quienes supuestamente llegaron ofreciendo un cargamento de plátanos. Pero a eso de las siete de la noche, los desconocidos regresaron e insistieron en venderle el producto”, señaló el jefe policial.

Trece balazos

“Pero en la insistencia y de manera sorpresiva los sujetos sacaron una pistola 3.57 y una 9 milímetros, para descargar 13 impactos en la humanidad de su víctima”, agregó Sánchez.

Al ocurrir el asesinato los hijos de Fúnez salieron armados de machetes para darle persecución a los matones, pero estos se les perdieron en el borde fronterizo que está ubicado a un kilómetro de la vivienda de la víctima.

El comisionado Sánchez señaló que las investigaciones del crimen continúan y hasta el momento no han determinado el móvil, pero pedirán colaboración a sus homólogos hondureños para esclarecerlo.