•  |
  •  |
  • END

Redacción Central

Entre las pruebas que la fiscal Matilde Villanueva presentó para sustentar que Erick Manuel Robleto Cáceres y Jadihel Gerzon Sánchez Soza, son los presuntos coautores del secuestro extorsivo agravado de Keneth García Hernández, de ocho años, están nueve testigos, entre ellos el policía Leonardo Argeo Mendoza.

El agente policial estaba en su casa en el Reparto Schick, cuando vio que los acusados se llevaron al niño de las afueras del colegio “Enrique de Ossó”, a bordo de una camioneta, los persiguió, pero los perdió de vista porque un bus se le atravesó.

También destaca la testigo Jasmina Eugarrios, esposa del acusado Robleto, a quien inicialmente la Policía había presentado como sospechosa, pero a quien finalmente la Fiscalía exoneró de toda responsabilidad, porque se corroboró que después de que el niño huyó de la casa donde lo mantuvieron sus captores el pasado martes, en “La Finquita”, se fue donde ella y le contó todo porque es amiga de su madre.

El escrito acusatorio revela que en el crimen participaron dos menores de edad, quienes fueron los encargados de cuidar al menor donde estaba secuestrado, pero cuando éstos vieron que Robleto y Sánchez se fueron, hicieron lo mismo por temor.

El niño plagiado, que todo el tiempo estuvo vendado, se dio cuenta de la ausencia de sus captores porque empezó a silbar y no obtuvo respuesta, luego se quitó la pañoleta que cubría sus ojos y salió por la puerta que los supuestos plagiarios dejaron abierta sin darse cuenta.

Según el escrito acusatorio, los captores hicieron dos llamadas a la madre del niño, pidiéndole primero 28 mil y luego 30 mil dólares por su liberación. La audiencia inicial para los dos acusados que están en prisión preventiva, está programada para el 24 de octubre.