Ingrid Duarte
  •   Granada, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

A la pena máxima de cuatro años de prisión por el delito de homicidio imprudente fue condenado el extranjero Canningham Chad Stewart, quien causó la muerte por atropellamiento del motociclista Róger Antonio Zeledón Castillo.

La familia de la víctima, sin embargo, considera la sentencia condenatoria como “benévola condena”.

“Se privó de la vida a mi hermano de una forma horrible y ahora resulta que (al culpable) solo le dieron cuatro años de cárcel. El día del accidente, al momento que (Stewart) quiso huir, le pasó encima con la camioneta. Los habitantes del sector quisieron retenerlo y en ese momento le sintieron aliento alcohólico”, expresó Emilia Zeledón Castillo, familiar del ahora fallecido.

Los familiares también se quejaron porque las autoridades policiales no le realizaron al acusado la prueba de alcoholemia. “Él (Stewart) no se dejó y los policías no lo obligaron, por eso no tenemos las pruebas”, insistió Zeledón.

El caso fue ventilado en un juzgado de distrito, pero, tras no comprobar el grado de alcohol con que conducía Stewart, el juez lo remitió a un juzgado local, donde el acusado admitió los hechos.