•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

El destino no permitió que Osman Daniel Lezama Borges, de 21 años, llegara a su casa en Bello Amanecer, Ciudad Sandino, porque en el kilómetro 29½ de la carretera El Crucero-Diriamba, se encontró con la muerte.

La tragedia sucedió ayer a eso de la 1:00 de la tarde, cuando a la camioneta Chevrolet blanca placa M-175781, conducida por Sergio Manuel Barrantes Calderas, de 33 años, se le levantó la tapa de la coraza, por lo que él perdió visibilidad y frenó, lo cual provocó que el vehículo invadiera el carril contrario, donde circulaba el motociclista de norte a sur.

Lezama viajaba en la motocicleta Pioneer azul, placa M-07726, junto a María Mercedes Espinoza Martínez, de 19 años, quien producto del impacto salió catapultada unos ocho metros, siendo luego trasladada por cruzrojistas al Hospital “Antonio Lenín Fonseca”.

La joven ingresó al hospital inconsciente debido al trauma craneoencefálico que sufrió, además tenía golpes en el abdomen y fracturas en la pierna derecha y clavícula.

Dos veces atropellado

Producto del impacto la camioneta hace un giro de 360 grados y vuelve a impactar a Lezama, arrastrándolo con todo y motocicleta, porque la víctima en un instinto de supervivencia no suelta el manubrio y queda debajo del vehículo, según dijo el subcomisionado Julio César Cruz Hernández, jefe de la Dirección de Tránsito de la delegación policial de Carazo.

Barrantes está detenido en la delegación policial de Carazo para responder por el delito de homicidio imprudente.

El cuerpo de Lezama fue entregado a sus familiares, quienes conocieron de la tragedia por medio de los noticieros televisivos.

 

"A pesar de que los dos motoclistas llevaban puestos sus cascos de seguridad, por el impacto se les cayeron". Subcomisionado Julio Cruz Hernández, Jefe de Tránsito PN-Carazo.