Róger Olivas
  •   SOMOTILLO, CHINANDEGA  |
  •  |
  •  |


Debido a politraumatismo craneal severo murió el joven campesino José Vicente González Dávila, de 16 años, tras ser golpeado salvajemente por cuatro sujetos, frente al local donde se celebraba una fiesta de bachillerato.

Los señalados como autores son los sujetos Jairo Cristino Olivas Jirón, de 24 años, alias “La Gringa”; Elsin Ordóñez, de 22, “El Negro”; Jordan Ordóñez, de 21, y Carlos Balladares, de 22.

Una nota de prensa de la Policía de Chinandega reveló que el hecho ocurrió frente al Bar Milenium, en la comarca Rodeo Grande, jurisdicción de Somotillo, donde los cinco jóvenes campesinos disfrutaban de una fiesta con motivo de la promoción de bachilleres del Instituto Nacional “Rubén Darío”.

Hermano balea a hechor

Agrega el escrito que Samuel González Dávila, al observar que su hermano era vapuleado, desenfundó su arma de fuego e impactó dos disparos en la tetilla derecha de Jairo Cristino Olivas Jirón, quien luego fue intervenido quirúrgicamente en un centro asistencial de Somotillo, adonde fue llevado de emergencia.

No obstante, a esas alturas ya era tarde para el adolescente golpeado, pues las lesiones sufridas eran graves y le causaron la muerte en pocos minutos.

“De inmediato --a Samuel-- se le abalanzaron Elsin y Jordan, quienes lo llevaron con dirección al parque de la comarca, donde intervino Carlos Balladares. Fue entonces cuando aprovechó Samuel y se dio a la fuga”, dice la nota emitida por la vocería policial de Chinandega.

Todos los participantes de este crimen habían estado presentes en la fiesta de bachilleres, pero discutieron por razones desconocidas, hasta llegar a tan lamentables consecuencias.
El homicidio ocurrió a las once y media de la noche del 30 de noviembre, y debido a la lejanía del lugar fue denunciado hasta el primero de diciembre ante la delegación policial de Somotillo por Laura Dávila Ordóñez, de 50 años, madre del infortunado.