Jorge Eduardo Arellano
  •  |
  •  |
  • END

JINOTEGA
Un hombre de 40 años murió atropellado por el pesado camión GMC, multicolor, placas JI-2506, frente a su propia casa, cuando caminaba en medio de la carretera, en completo estado de ebriedad.

El infortunado fue identificado como Juan Agustín Herrera, originario de la comunidad La Flor, municipio de Jinotega, quien trató de desplazarse hacia su casa, sin percatarse de que de retroceso iba un camión procedente del Beneficio Venencia, que partía rumbo a la Hacienda Buenos Aires, cargado de plantas.

Según el conductor, Roberto Clemente García Villegas, de 30 años, él iba sobre el camino, cuando imprudentemente el peatón pasó por en medio de la vía, y no lo pudo ver por el retrovisor ni por los espejos laterales.

Se deslizó 58 metros
Aparentemente, el mal estado de la carretera y lo liso del terreno provocaron que el camión se fuera de retroceso unos 58 metros, y al llegar al empalme La Flor, la víctima transitaba en el centro de la vía sin ser visto por el conductor y ayudantes, por lo que fue impactado con la “cola de pato” del lado izquierdo del vehículo y luego arrollado por las llantas traseras del mismo lado.

El cuerpo inerte de Juan Agustín quedó exactamente frente a la casa de su mamá, según la versión de algunos testigos, que coinciden en que el peatón caminaba de forma imprudente y en estado de ebriedad, y que el conductor no pudo verlo.

Por su parte, miembros de la Policía indicaron que por las características y la forma en que fue embestida la víctima, su muerte fue instantánea.