Leoncio Vanegas
  •  |
  •  |
  • END

QUILALÍ, NUEVA SEGOVIA
Yáder Joel Castro, de 23 años, con el rostro inflamado, y con golpes en el cuello y tórax, expiró cuando era trasladado de emergencia al Centro de Salud de Quilalí, informó el subcomisionado Pablo Ardón, vocero policial en Nueva Segovia.

El joven había protagonizado, horas antes, un riña con su hermano, Edwin Castro Urbina, de edad no determinada, quien primero había intentado obligarlo a que se retirara de la casa de su cuñada, o sea, la consorte de Yáder.

Según la versión de testigos, Edwin regañó a Yáder porque se comportaba violento después de varios días de consumir licor, lo que dio inicio a la riña en la que el ebrio llevó la peor parte.

El autor de este fratricidio, al enterarse de que su pariente había fallecido, huyó.

Aparece matón en la oscuridad
Otro crimen más reciente que investiga la Policía en Jalapa es un homicidio perpetrado de forma traicionera y que cobró la vida de Luis Armando García Jarquín, de 32 años.

Según el reporte policial, García caminaba por el sector del estadio de fútbol, a eso de las ocho y media de la noche, cuando fue interceptado por un pistolero desconocido, que a bordo de una bicicleta apretó el gatillo de una pistola 38 por lo menos en cuatro oportunidades, y le acertó por la espalda a la víctima. Dos proyectiles calibre 38 le impactaron en la región dorsal y en la parte central del tórax.

Gravemente herido, el joven sobrevivió hasta el amanecer del jueves, pero falleció cuando los cirujanos del Hospital “Alfonso Moncada Guillén”, de Ocotal, le realizaban una cirugía en un esfuerzo por salvarle la vida.

Ardón reveló que peritos policiales se encuentran en el terreno para determinar el móvil del asesinato y la identidad del matón.