•  |
  •  |
  • END

Más de 19 mil dólares de dudosa procedencia incautó la Policía ayer a Miguel Ángel García Rosales, de 37 años, cuando circulaba a bordo de la camioneta Toyota, color negro, placas CH 11 827, en las inmediaciones de los semáforos de la Robelo, sobre la Carretera Norte.

El dinero iba en un depósito ubicado en medio de los dos asientos delanteros de la camioneta, que fue interceptada por las autoridades una cuadra al oeste de los semáforos, ayer al mediodía.

Durante el operativo policial, que duró dos horas, se presentaron funcionarios de la Dirección General de Aduanas, quienes dijeron que llegaban para ver si el dinero había ingresado de forma ilegal al país.

La ley establece que cualquier cantidad de dinero superior a los diez mil dólares debe ser reportada a las autoridades aduaneras para su ingreso a territorio nacional, aunque a García no le incautaron pasaporte ni maletas que indicasen que acababa de entrar a Nicaragua.

El fiscal auxiliar Engel Valle dijo que será en las próximas horas que se podrá establecer si el dinero ocupado a Miguel Ángel García está relacionado a alguna actividad ilícita, y para ello fue trasladado junto a la camioneta a la Dirección de Auxilio Judicial Nacional, DAJ.

Miguel Ángel García dijo a los periodistas que el dinero es producto de la venta de un taxi que tenía, por el cual le dieron más de 19 mil dólares. Explicó que con esa plata pensaba comprar un camión volquete para hacer realidad su aspiración de convertirse en transportista.

No se supo si la camioneta que le incautaron a García es de él o de otra persona, pero lo que sí se supo, es que el hombre le comentó a los policías que él vive en Chinandega, pero vino a Managua para almorzar con un familiar.

Aunque en la guantera del vehículo la Policía encontró una escritura, el documento no fue mostrado a los medios de comunicación.