•  |
  •  |
  • END

La muerte en circunstancias confusas de Mercedes Padilla, de 11 años, en la comarca Las Viudas, dejó al descubierto un capítulo de violencia infantil, según los vecinos del lugar, quienes aseguran que la menor era tratada como esclava por una tía que la tenía de nana de cuatro niños.

La menor fue encontrada colgada del cuello con una sábana, en el cuarto que habitaba con su tía, Zeneida Padilla, quien convive con Douglas Sotelo Urroz, en la localidad mencionada, situada al sur de la Pista Suburbana, en Managua.

Noel y Lidia Pérez, vecinos del lugar, quienes acudieron a auxiliar a la menor apenas se enteraron de la tragedia, dijeron que cuando llegaron al cuartito, la sábana colgaba de la solera y la víctima pendía de ella.

Aparentemente, la niña estaba jugando con los otros menores y quedó prensada en medio del improvisado columpio. Según los vecinos, la pequeña Mercedes había llegado a la casa de su tía hacía dos años y se ocupaba del cuido de sus primos.

La tía y el marido salían del cuartito desde muy temprano en la mañana, a trabajar, y dejaban a la niña sin comer, por lo que en muchas ocasiones eran los vecinos los que le pasaban “un bocado” de comida a la muchachita, revelaron.

Noel Pérez comentó que dos días antes de la tragedia, la menor llegó a una pulpería a pedir que la llevaran a León, donde estaba su casa, y aunque no dio dirección exacta, dijo que estando allá daría con el lugar.

Según los vecinos, habían notado que últimamente la tenía tenía una conducta violenta, e incluso, otra habitante de Las Viudas, quien dijo que se llama Margarita, reveló que Mercedes se vestía de las prendas que desechaban los niños del vecindario. “Ella las recogía y las lavaba”, apuntó la testigo.

Extrañamente, la tía y su marido se llevaron el cuerpo de la pequeña a León a darle cristiana sepultura, sin esperar que llegara la Policía y sin que le hicieran la autopsia, por lo que fue imposible conocer la versión de ellos. El cuerpo de la menor fue descubierto ayer al mediodía.