• Rivas, Nicaragua |
  • |
  • |
  • elnuevodiario.com.ni

Un cargamento de 95 tacos con 113 kilos y 551 gramos de cocaína, que era trasportada en una caleta de un cabezal conducido por Luis Alberto Estrada Pereira, de 33 años y de nacionalidad guatemalteca, fue incautado la tarde del sábado por la Policía Nacional.

La Policía no dio detalles sobre el precio del cargamento, pero suponiendo que cada kilo de cocaína pueda costar en el mercado unos US$15,000, lo incautado podría haber supuesto a los narcos una pérdida por el orden de US$1.7 millones.

El “quiebre” se dio en el área de inspección del puesto fronterizo de Peñas Blancas, en el municipio de Cárdenas, cuando el extranjero intentaba ingresar a Nicaragua con el cabezal con matrícula de Guatemala C475BKX.

El comisionado mayor Sergio Gutiérrez, jefe de la delegación policial en Rivas, detalló que los 95 tacos de cocaína venían distribuidos en cuatro bultos en una caleta en la parte superior del cabezal, específicamente en el rompe viento.

Destino

Gutiérrez dijo que el vehículo de trasporte pesado conducido por Estrada Pereira venía de Costa Rica e iba para Guatemala, con una carga de bobinas para la elaboración de papel.

El guatemalteco Estrada Pereira, quien se encuentra detenido en la delegación policial de Rivas, será remitido al Ministerio Público para que lo acusen por la supuesta autoría del delito de trasporte internacional de droga.

El jefe policial expresó que la incautación de esta droga se inscribe en el “Plan Diciembre Seguro”, que impulsa la Policía en Rivas y en el puesto fronterizo para combatir la actividad delictiva en todas sus modalidades, especialmente el narcotráfico, para garantizar la seguridad ciudadana.

Dos cargamentos

Por otro lado, Gutiérrez indicó que los 10 tacos con 13 kilos y 394 gramos de cocaína incautados en Rivas el sábado pasado, en horas de la madrugada, cerca de las costas del lago Cocibolca, a la altura del kilómetro 130 de la Carretera Panamericana Sur, son el resultado de un operativo que ejecutaban en la zona.

El cargamento fue abandonado por sus dueños cuando se percataron de la presencia policial en la zona.

La droga estaba en una lancha dentro de un bolso, y aunque aún la Policía no tiene detenidos, el jefe policial dijo que continúan las investigaciones.

Explicó que en el lugar de la incautación encontraron un teléfono celular, pero todavía no han determinado a quién pertenece.

Cuando al jefe policial cuando le preguntaron si los 95 tacos incautados podrían pertenecer a las mismas personas que abandonaron los 13 kilos, expresó que “hasta el momento no descartamos ninguna posiblidad”

“Lo importante es que la Policía no está dejando espacio a los actos delictivos, para construir una Nicaragua libre de drogas”.

Sergio Gutiérrez

Jefe de la PN-Rivas