•   Managua, Nicaragua  |
  •  |
  •  |
  • elnuevodiario.com.ni

Para evitar que le liquiden la pena, la madre de la fallecida Tania Lorena Silva Reyes interpuso un recurso de apelación pidiendo a la Presidencia de la República y a los magistrados de la Corte Suprema de Justicia que no liberen al asesino de su hija, el exjuez Néstor Herrera, quien habría matado a su consorte para cobrar un seguro de vida por 50 mil dólares del que era beneficiario.

Danelia Reyes Flores, madre de la víctima, demandó desde las instalaciones del Movimiento de Mujeres “María Elena Cuadra” que el parricida de su hija cumpla su condena.

El crimen ocurrió el 8 de agosto de 2003, cuando Silva Reyes expiró tras recibir 21 puñaladas.

Herrera también fue condenado en Matagalpa a 7 años de presidio por el delito de parricidio frustrado, contra su esposa, hecho ocurrido antes de que se consumara su muerte.

No la convocaron

“Los juzgados están en la obligación de convocar a la familia de la víctima y para la audiencia no se me notificó”, asegura la señora Reyes, quien dijo temer por su vida, porque el parricida la amenazó en los juzgados asegurándole que cuando saliera de la cárcel lo volvería a ver.

Días atrás los magistrados de la Corte Suprema de Justicia reformaron la condena de 23 años que se le había impuesto a Néstor Antonio Herrera, quien ahora tiene que cumplir la pena de 15 años de prisión que para ese delito establece el Código Penal vigente.

Inmediatamente la defensa de Herrera pidió la liquidación de pena argumentando que este ha tenido buena conducta y ha trabajado en el Sistema Penitenciario, acumulando a la fecha 7 años, un mes y 16 días de labores, los que sumados a los diez años y 22 días de efectiva prisión totalizan 17.

Alega que a estas alturas su representado ya cumplió las tres cuartas partes de la condena impuesta, pero habrá que ver qué decide el Poder Judicial el 14 de enero de 2014, fecha prevista para la audiencia donde se examinará la liquidación de pena solicitada por el reo.